Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Marina Silva deja el PT para unirse a los verdes en Brasil

El ex ministro de Cultura de Lula, Gilberto Gil, se ofrece a acompañarla como postulante a la vicepresidencia si se oficializa su candidatura

La senadora y ambientalista brasileña Marina Silva ha oficializado este miércoles su salida del Partido de los Trabajadores (PT) para entrar en el Partido Verde (PV) y tratar de convertirse en su candidata a las presidenciales de 2010. Inmediatamente ha recibido el primer respaldo: el famoso cantante y compositor Gilberto Gil, ex ministro de Cultura de Lula, quiere ser su candidato a vicepresidente.

Silva ha manifestado que desvincula su anexión a los verdes con la posibilidad de ser su candidata, pero en caso de concretarse dos negros, una como presidente y el otro como su segundo, podrían regir a partir del año próximo los destinos de Brasil.

La decisión de Marina de dejar el PT -en el que ha militado durante 30 años-, es una espina en el corazón del partido que pierde a una de sus mejores militantes, con fama de integridad política y de arraigados valores éticos. Por ello, desde el presidente Luiz Inácio Lula da Silva y el líder del PT, Ricardo Berzoini, hasta innumerables amigos personales de Silva, han intentado hasta el último momento convencerla para que no abandonase el partido.

La ex ministra de Medio Ambiente dijo que aceptaba el programa del Partido Verde porque es una organización "abierta a la novedad" y porque Brasil necesita en el futuro inmediato, más que nunca, un fuerte empeño para llevar a cabo una política de economía sustentable basada en las inmensas riquezas de energía alternativa con las que cuenta el país.

En sondeos realizados por el Instituto de Sociología, Política y Economía ( Ipespe) en algunos escenarios, Silva ya superaría en las preferencias ( 24% contra 16%) a la precandidata de Lula, la ministra Dilma Rousseff, aún antes de anunciar que abandonaba el PT y decidir que va a disputar las presidenciales.