Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las FARC admiten en un vídeo haber financiado al presidente de Ecuador

El 'Mono Jojoy' reconoce que Colombia tiene "documentos comprometedores"

Un vídeo de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) ha vuelto a poner en el punto de mira al presidente de Ecuador, Rafael Correa. En la grabación, difundida este viernes por la agencia norteamericana Associated Press, la guerrilla admite que aportó fondos a la campaña electoral que llevó a Correa al poder en 2006, y que después llegó a acuerdos con "emisarios" del mandatario ecuatoriano.

Es Jorge Briceño, alias Mono Jojoy, quien aparece en la imagen. Tocado con su clásica boina, el jefe militar de las FARC anuncia a su tropa la muerte del máximo líder, Pedro Antonio Marín, Tirofijo (ocurrida el 26 de marzo de 2008) y lee su última carta. En ella, Tirofijo asegura que "los secretos de las FARC" se han "perdido totalmente" después de que el Gobierno colombiano se incautara de los ordenadores de su lugarteniente Raúl Reyes, muerto en un ataque contra su campamento en Ecuador, el 1 de marzo de 2008. Entre la información sensible, lee el Mono Jojoy, figura ésta: "La ayuda en dólares a la campaña de Correa y posteriores conversaciones con sus emisarios, incluidos algunos acuerdos, según documentos en poder de todos nosotros, los cuales resultan muy comprometedores en nuestros nexos con los amigos".

Varios correos electrónicos de los ordenadores de Raúl Reyes dan cuenta de la entrega de 100.000 dólares (70.000 euros) al equipo de campaña de Correa. La novedad, ahora, es que un alto dirigente de la propia guerrilla asume verbalmente tal aportación.

El presidente ecuatoriano rechazó este viernes, como siempre ha hecho, cualquier vínculo con las FARC. En su alocución de los sábados, Correa atribuyó el vídeo a una campaña "para desestabilizar a los gobiernos progresistas" latinoamericanos, en la que incluyó el golpe en Honduras. "Como no nos pueden ganar en las urnas, tratan de ganarnos con la mentira y la calumnia". Previamente, varios de sus ministros habían terciado en la polémica para rechazar las acusaciones y anunciar una comisión de investigación. El de Interior, Miguel Carvajal, sugirió que "alguien" podría haber estafado a las FARC al pedirles recursos en nombre de Alianza País, la formación de Correa. Esa idea ya la esgrimió el propio presidente hace un año.

Los mensajes electrónicos del ordenador de Reyes, sin embargo, explican que entre los "enviados del doctor Correa" para solicitar la ayuda están el general René Vargas, actual embajador de Ecuador en Venezuela, y el coronel Jorge Brito. En un correo del 14 de octubre de 2006, Reyes anunciaba a sus correligionarios que, siguiendo las instrucciones de Tirofijo, había entregado a Brito 100.000 dólares. El dinero se recaudó entre los diferentes frentes de las FARC, según detallaba un mensaje de noviembre: "De los 100.000 dólares aportados a la campaña de Correa, el Bloque Oriental donó 50.000 y el Sur 20.000. Quedan 30.000 para los restantes. Éstos se le deben al Frente 48".

Un ex mando medio de este frente, que opera en la frontera con Ecuador, explicaba a este diario el año pasado que el equipo electoral de Correa hizo el contacto con las FARC en 2006, a través de la célula de presos que había en la cárcel de Quito. "Nos hicieron saber que si apoyábamos la campaña de Rafael, económica y moralmente, de llegar a ser Correa presidente, se podrían dar algunos beneficios para las FARC. Por ejemplo, un diálogo sobre la seguridad fronteriza", decía el guerrillero, acogido a un programa de reinserción.

Dos días antes de morir, Reyes daba cuenta de una reunión con Gustavo Larrea, en ese entonces ministro de Interior de Ecuador. Larrea, escribió Reyes, le proponía "establecer coordinaciones sobre la frontera binacional" para contrarrestar el Plan Colombia contra el narcotráfico y "cambiar los mandos de la fuerza pública" ecuatoriana "hostiles" a la guerrilla.

Ecuador, que rompió relaciones con Colombia a raíz del ataque militar contra el campamento de Reyes, ha cuestionado la existencia de los ordenadores y la autenticidad del contenido, certificada por expertos de Interpol.

La difusión del vídeo, confiscado por la policía a una guerrillera detenida el pasado mayo en Bogotá, se produce en plena ofensiva ecuatoriana para procesar al ex ministro de Defensa de Colombia, Juan Manuel Santos, por el ataque de marzo de 2008. El fiscal general de Colombia, Mario Iguarán, explicó que el material incautado a la guerrillera "oxigena algunas investigaciones contra ciudadanos de otros países". Correa, dijo, "está en la mira de los tribunales internacionales".