Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un incendio destruye el coche de una testigo clave contra Berlusconi

La declaración de Barbara Montereale forma parte de la investigación que ha desvelado las fiestas del 'Cavaliere'

Un incendio ha destruido esta noche el coche de Barbara Montereale, una de las jóvenes que acompañó a Patrizia D'Addario al Palacio Grazioli la noche del 4 de noviembre pasado, y testigo en la investigación judicial de Bari que analiza el reclutamiento de prostitutas y velinas para las fiestas de Silvio Berlusconi y otros personajes políticos.

El automóvil de la joven estaba aparcado debajo de su casa, en Modugno, a las afueras de Bari, en el sur de Italia. Según las primeras informaciones, sobre las cinco de la madrugada uno o varios desconocidos abrieron la puerta delantera, rociaron líquido inflamable y luego le prendieron fuego. El interior del coche, un Honda Jazz, quedó totalmente destruido, aunque Montereale se dio cuenta del incendio y salió de su casa para intentar apagarlo.

Aterrorizada, la modelo, de 23 años, llamó a su abogada y presentó denuncia en el cuartel de los Carabineros. En el maletero quedaron intactos cientos de carteles electorales de Montereale y de su amiga Patrizia D'Addario, ambas candidatas por la lista La Puglia Prima di Tutto que promueve el ministro de Asuntos Regionales, Raffaele Fitto, también originario de la Puglia y hombre de confianza de Berlusconi.

Fitto está siendo investigado desde 2006 por la fiscalía de Bari por corrupción y financiación ilícita de partidos políticos. Los magistrados le acusan de haber recibido medio millón de euros de un empresario a cambio de darle conciertos de la sanidad pública en clínicas privadas.

Alejandro Agag y Ana Aznar

En los días pasados, Montereale ha sido interrogada por la policía sobre sus viajes a Roma y Cerdeña y sobre sus encuentros con Berlusconi en Palacio Grazioli y Villa Certosa. La joven ha contado con detalle en la prensa los días pasados en Villa Certosa, y ha cedido a la prensa las fotos que se hizo con una amiga en el baño de Palacio Grazioli.

Además, Montereale ha afirmado conocer a varios amigos íntimos del primer ministro, entre ellos el periodista Emilio Fede. Éste, que negó en principio conocer a Montereale, declaró después al Corriere della Sera que en efecto cenó con ella en 2007 o 2006, en un local de Cerdeña llamado Billionaire, propiedad de Flavio Briatore. Según Fede, en esa cena estaban también Alejandro Agag y Ana Aznar, yerno e hija respectivamente del ex presidente del Gobierno español José María Aznar.

El sospechoso principal de la investigación de Bari es Gianpaolo Tarantini, conocido como el rey de las prótesis. Según los fiscales, este empresario se encargaba de llevar a las fiestas de políticos poderosos a prostitutas y velinas a cambio de favores, contratos e influencia. Hasta hoy, 19 mujeres han revelado los magistrados los detalles de las fiestas, en las que había mucho sexo y mucha cocaína.