Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Diputados laboristas 'rebeldes' buscan la dimisión de Gordon Brown

A un día de las europeas, Hazel Blears, secretaria de Comunidades, abandona el Gobierno, al igual que hará la ministra de Interior

El primer ministro británico, Gordon Brown, que vive sus horas más bajas al frente del Gobierno británico, acosado por la crisis económica, el escándalo de los gastos de los diputados y con unas bajísimas perspectivas electorales, ha sufrido este miércoles otro varapalo al conocerse que la secretaria (Ministra) de Comunidades, Hazel Blears, va a abandonar el Gobierno. A esto se suma una información desvelada el miércoles por la tarde en la edición online del diario The Guardian de que un grupo rebelde de diputados laboristas está recogiendo firmas para un comunicado en el que se solicita la dimisión de Brown. De hecho, han detallado un cronograma para su salida de Downing Street, que debería concretarse en la primera semana de julio.

El panorama de Brown se complica cada vez más. El martes se conoció que la ministra del Interior, Jacqui Smith, iba a hacerlo tras las elecciones europeas, que en Reino Unido se celebran este jueves. El Gobierno de Brown está en una situación más inestable que nunca, justo un día antes de unos comicios, los europeos, que pueden suponer un golpe histórico para los laboristas.

Según publica en el diario The Guardian, Blears ha informado al primer ministro este miércoles de su deseo de abandonar el Gobierno por "razones personales". Fuentes cercanas a la dimisionaria han negado al diario británico que se trate de un movimiento para forzar la caída de Brown como líder del laborismo o para precipitar las elecciones generales. No obstante, es conocido que Blears es una de las personas de confianza del anterior primer ministro, Tony Blair, y que Broten nunca estuvo cómodo con ella.

Al contrario de la salida de Jacqui Smith, la de Blears ha sido totalmente inesperada, lo que se interpreta como una pérdida total de control del primer ministro sobre su Gobierno ante la debacle que se espera para las europeas y para las locales que también se celebran este jueves en zonas rurales. El laborismo podría incluso quedar como tercera fuerza política británica, después de tres victorias consecutivas de Tony Blair, el periodo más largo que los laboristas han estado en el poder en su historia.

De producirse la temida debacle, Brown podría verse obligado a convocar elecciones anticipadas, que ya le ha pedido el partido conservador ante el escándalo de los abusos de los diputados con el dinero público. Brown se niega obstinadamente a adelantar unas elecciones que, con toda probabilidad, perdería.

Diputados 'rebeldes'

El apoyo de Brown se resquebraja desde dentro de sus propias filas. Una red de diputados 'rebeldes' está reuniendo opiniones para medir el nivel de apoyo del primer ministro, según . No existe una carta física, sino que en su lugar, se ha difundido una dirección de correo electrónico al cual los diputados pueden enviar un mensaje en el que dicen si respaldarían un comunicado pidiendo la dimisión de Brown. Según el diario, los 'rebeldes' esperarían hasta el lunes, cuando se conocerían los resultados de las elecciones europeas, para tomar acciones contra Brown.

Según miembros del comité ejecutivo nacional de los laboristas, el período para desafiar a Brown podría reducirse a 23 días. De concretarse, habría un nuevo primer ministro en Downing Street alrededor del 2 de julio y completaría tres semanas como líder antes de que el Parlamento comience su receso de verano.