Cuba entra en los tiempos de 'Ahorro o muerte'

La asfixiante falta de liquidez provoca importantes retrasos en los pagos.- Las autoridades podrían recurrir a los apagones, símbolo de los peores tiempos

Después de los sonoros Patria o muerte y Socialismo o muerte, la última consigna revolucionaria acuñada en Cuba parece de broma: Ahorro o muerte.

La cosa no tiene nada de guasa. La crisis económica en la isla es de tal magnitud que, en su tercera alerta en los últimos días, el diario Granma asegura que, si el país sigue gastando más de lo que tiene, el futuro de los cubanos se "hipotecará". Las autoridades ya advirtieron a la población del posible regreso de los apagones si no "se logra frenar" el consumo eléctrico.

Los datos ofrecidos por el director de Granma, Lázaro Barredo, hablan por sí solos. "No es posible sostener el desequilibrio en el comercio exterior registrado en los tres primeros meses de este año, cuando las importaciones fueron el 78% y las exportaciones el 22%", afirma en un artículo editorial. Barredo dice que "hacen falta respuestas para producir", y considera que "el país no necesita burócratas ni tecnócratas", sino "administradores que sean celosos guardianes del Estado socialista".

Sin embargo, no parece que se pueda salir del embrollo con las actuales fórmulas socialistas para "estimular" el trabajo.

El propio director de Granma admite que "el problema planteado en este momento es lo imprescindible que resulta enfrentar la pasividad en los colectivos de trabajadores y el formalismo de nuestras organizaciones, que no exigen lo suficiente por todo lo que se deja de producir o se derrocha".

Agrega que hay que "bajar los gastos" para no hipotecar el país, y señala que "las complicaciones financieras" obligan "a realizar reajustes económicos bajo circunstancias extraordinarias". "La gravedad del problema es de tal naturaleza que, si políticamente decimos 'Patria o muerte', sin un ápice de exageración pudiera decirse en el ámbito económico 'Ahorro o muerte', afirma Barredo.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

Amenaza de apagones

El lunes, en otro editorial, Granma hizo un llamamiento a los cubanos a amarrarse el cinturón y aterrizar ante la crisis internacional, advirtiendo que si no se frena el consumo eléctrico las autoridades podrían recurrir a los apagones, que todavía son el símbolo de los peores tiempos que vivió el país tras la desaparición del campo socialista.

El jueves, en un inusual artículo publicado en primera página, el diario comunista informaba de que los ingresos petroleros de Venezuela cayeron a la mitad en lo que va de año. Venezuela es el primer socio económico de Cuba y su principal suministrador de petróleo -unos 92.000 barriles diarios, a precios preferenciales-; la intención de la noticia es evidente.

Economistas aseguran que las tensiones financieras en Cuba se han agravado en los últimos tiempos, sobre todo después de los huracanes que golpearon la isla el año pasado y dejaron más de 10.000 millones de dólares en pérdidas.

Según empresarios extranjeros, la falta de liquidez ahora es asfixiante y está provocando importantes retrasos en los pagos y demoras considerables en las transferencias bancarias. "Las empresas extranjeras pueden tardar cinco meses o más en sacar su dinero del país, y también está limitado el dinero que se puede sacar en ventanilla debido a la escasez de divisas", asegura un hombre de negocios con más de un millón de dólares inmovilizado.

Eduardo Bencomo, presidente de la corporación Cimex, una de las mayores de la isla, con un volumen de facturación superior a los 1.000 millones de dólares anuales, admitió el jueves que la falta de liquidez ha obligado a la compañía a "retrasar" los pagos de algunos productos.

Varios empresarios extranjeros con años de trabajo en Cuba dijeron que nunca antes la crisis de liquidez había sido tan grave ni la situación tan delicada.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción