Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Obama apoyará la creación de un Estado palestino y exige el fin de los asentamientos

El primer ministro israelí mantiene su primera entrevista con el presidente estadounidense. -Netanyahu cree que los palestinos deberían autogobernarse pero no menciona la solución de dos Estados

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, se ha comprometido este lunes con la solución de dos Estados, uno palestino y otro israelí, tras la reunión crucial que ha mantenido esta tarde con el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, en la que ha exigido a Israel la congelación de los asentamientos. Decidido a encarrilar el conflicto de Oriente Próximo, Obama ha recordado a Israel que tiene la obligación de detener la construcción de los asentamientos según lo estipulado en la Hoja de Ruta para la paz en la región acordada en 2003.

Tras la era de George W. Bush, durante la cual Israel tuvo casi manos libres para actuar por su cuenta, Netanyahu, cabeza de un Gobierno muy escorado a la derecha, ha evitado dar su apoyo a la solución de dos Estados, aunque ha mencionado que los palestinos deberían autogobernarse. Netanyahu ha asegurado que quiere retomar de inmediato las negociaciones de paz con los palestinos, interrumpidas desde que el Ejército israelí entró en Gaza el año pasado, aunque las ha supeditado al reconocimiento previo de Israel como Estado judío.

Mientras que Obama considera el tema de las colonias un obstáculo para la paz, constructores israelíes han visitado un enclave de Cisjordania donde está previsto el levantamiento de nuevas viviendas para colonos. Un alto cargo de la Autoridad Palestina, Nabil Abu Rudainah, ha condenado el movimiento: "Es un mensaje de desafío" al presidente Obama. "Nuestra postura es clara: no se reanudarán las conversaciones de paz mientras siga la construcción de asentamientos", ha zanjado. No obstante, Abu Rudainah, ha calificado el compromiso de Obama con la solución de dos Estados como esperanzador. "La declaración de Obama es esperanzadora mientras que las del primer ministro Netanyahu son desalentadoras", ha manifestado.

La amenaza de Irán

Otro de los temas que han abordado desde diferentes posturas Obama y Netanyahu es el de la amenaza que supone el programa nuclear iraní. EE UU ya ha advertido a Israel que se abstenga de atacar las instalaciones atómicas iraníes, mientras que Tel Aviv insiste a Washington en que Teherán es una amenaza muy real que debe abordarse ya, por lo que pide una negociación con plazo de expiración. Netanyahu ha declarado que Israel se reserva el derecho de "defenderse de Irán".

Obama ha anunciado su intención de entablar diálogo con las autoridades iraníes para asegurar que Irán desarrolle un programa pacífico de energía atómica. Según ha indicado, no ve razones para establecer un plazo artificial al proceso diplomático abierto con Irán, aunque ha reconocido que EE UU quiere ver progresos en Teherán antes de finales de este año. No obstante, ha subrayado que no se ha cerrado la posibilidad de tomar "varias medidas" contra Irán, como recurrir a nuevas sanciones, si continúa con su programa nuclear.