Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Frei se enfrentará a Piñera por la presidencia de Chile

El candidato de la Concertación gana unas primarias con baja participación

Cuando el pasado mes de febrero Eduardo Frei visitó España lo hizo como precandidato de la Concertación, la coalición que gobierna Chile desde 1990. El trato que las autoridades le otorgaron -fue recibido por el Rey, el presidente, José Luis Rodríguez Zapatero, y el líder del PP, Mariano Rajoy, entre otros- era digno de un jefe de Estado. Nadie dudaba de lo que se confirmó el domingo por la noche en las elecciones primarias en el seno de la concertación: Frei, democristiano, presidente de Chile entre 1994 y 2000, se enfrentará al candidato de la derecha, Sebastian Piñera, para lograr la presidencia de Chile en diciembre. El ex mandatario obtuvo el 64,6% de los votos frente al 35,4% que logró el otro aspirante, José Antonio Gómez, presidente del Partido Radical Social Demócrata (PRSD).

La victoria de Frei, sin embargo, tiene dos lecturas, que, según los medios chilenos, deberían preocupar al ya candidato presidencial, al Partido Democristiano (PD) y, en definitiva, a la Concertación. Por un lado, su victoria no fue tan holgada como se pensaba en un principio. El senador Gómez superó el 30% de respaldo que, como máximo, le había otorgado el oficialismo. Además, puso en duda las opciones del ex mandatario en las principales ciudades de la VI y VII Región. Allí, la diferencia entre ambos aspirantes apenas fue del 10%. A cambio, Frei consiguió consolidar su liderazgo en las zonas rurales de Chile.

Más allá, lo que quizás debería inquietar a la Concertación es la baja participación que se ha registrado en las primarias. En total, votaron unas 60.000 personas, muy por debajo de las 100.000 que se preveían y de las 170.000 que lo hicieron en 1999, en los comicios que enfrentaron a Ricardo Lagos y Andrés Zaldívar.

A pesar de todo, Frei recalcó al, ser confirmado candidato: "Ha ganado la gente y ha perdido la derecha". No todo el mundo opina de la misma forma. El politólogo Patricio Navia, en un análisis publicado antes de los comicios en el diario La Tercera advertía: "El triste espectáculo de las primarias concertacionistas ha subrayado la debilidad del bloque de Gobierno y la pérdida de su norte democrático fundacional. Torpemente, la Concertación pensó que la mejor forma de despejar el camino del senador Frei era celebrando unas elecciones simbólicas, un tongo".