Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Obama nombra enviado especial para Sudán a un general retirado criado en África

La prioridad de Scott Gration será la situación de crisis humanitaria en Darfur

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha nombrado hoy al general retirado de la Fuerza Aérea Scott Gration enviado especial para Darfur, zona del oeste de Sudán sumida en una grave crisis humanitaria que ha causado en los últimos seis años unos 300.000 muertos y tres millones de desplazados. Gration se crió en África, donde sus padres eran misioneros.

"Sudán es una prioridad para esta Administración, especialmente en una época en la que pide desesperadamente paz y justicia", ha dicho el mandatario estadounidense en un comunicado. Sobre Gration, dijo: "Conoce la zona, tiene amplia experiencia y tiene mi total confianza".

La Corte Penal Internacional dictó hace dos semanas una orden de detención contra el presidente sudanés, Omar al Bashir, acusándole de crímenes de guerra y contra la humanidad cometidos en Darfur. En respuesta, Al Bashir ordenó la expulsión de 13 ONG que trabajan en la zona .

Obama responde así a las críticas que le han llegado desde diversos grupos de ayuda humanitaria, que han acusado al nuevo presidente de no tomar una posición crítica con el Gobierno de Jartum por su papel en un conflicto en el que, según la ONU, han fallecido más de 300.000 personas.

La Secretaria de Estado, Hillary Clinton, dijo el martes pasado que tanto Sudán como los países que le han protegido en el Consejo de Seguridad de la ONU, como China y Rusia, serán responsables de las muertes provocadas por la expulsión de los grupos de ayuda humanitaria. "Ésta es una situación horrenda que va a causar una miseria y un sufrimiento sin precedentes a la gente de Darfur, en especial a los que viven en los campos de refugiados", dijo Clinton en una conferencia de prensa.

El general Gration, que durante su infancia aprendió suajili, lengua que se habla en el este de África pero no en Darfur, conoce de primera mano la tragedia de los refugiados. Él mismo se convirtió en uno en las revueltas y crisis que siguieron a la independencia de República Democrática de Congo de Bélgica, en 1960.