Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El presidente de la Cámara Baja marroquí protesta ante el PE por una información de ELPAIS.com

Un informe pide que el mandato de la MINURSO incluya la supervisión de los derechos humanos en el Sáhara Occidental.- El jefe del Parlamento Europeo, Hans Gert Poettering, ha dicho que se investigará el origen de la "filtración"

El presidente de la Cámara de Representantes de Marruecos, Mustafa Mansuri, ha denunciado este martes "la filtración orquestada" por algunos eurodiputados de un "proyecto de informe" sobre la visita al Sáhara Occidental de una delegación del Parlamento Europeo (PE). Esta declaración fue recogida por la agencia oficial marroquí MAP en Bruselas, donde se encuentra actualmente Mansuri, quien preside la delegación marroquí en la quinta sesión plenaria de la Asamblea Parlamentaria Euro mediterránea (APEM).

Mansuri se ha reunido con el presidente del PE, Hans Gert Poettering, y con el presidente de la delegación ad hoc para el Sáhara Occidental, Ioannis Kasulides, además de con el presidente de la delegación para las Relaciones con los países del Magreb en el PE, Carlos Iturgaiz. En estas entrevistas, Mansuri ha mostrado su "indignación tras la filtración orquestada por algunos miembros de la delegación, con fines puramente demagógicos y con el objetivo de dañar las buenas relaciones entre Marruecos y la Unión Europea".

Ha recordado que "el proyecto de informe todavía no se ha examinado y se espera que se presente para su adopción final por la Conferencia de Presidentes del Parlamento Europeo". Mansuri ha subrayado que su delegación expresó su "enérgica protesta ante esta conducta irresponsable" y que ha pedido al presidente del PE que "asuma sus responsabilidades ante las graves consecuencias de esas acciones para las relaciones de Marruecos con la UE".

El marroquí agregó que Poettering le ha prometido que tomará "todas las medidas necesarias para identificar el origen de esta filtración y sacar las conclusiones apropiadas".

EL PAÍS.com publicó el pasado 13 de marzo el informe , que pide que el mandato de la MINURSO, el contingente de Naciones Unidas, debe incluir "la supervisión de los derechos humanos" en el Sáhara Occidental y en los campamentos de refugiados saharauis de Tinduf (suroeste de Argelia).

Para Mansuri, "la delegación tenía, estrictamente, el mandato de elaborar un informe sobre la situación de los derechos humanos y no tenía derecho a juzgar la controversia política que persiste en la cuestión".

"Los presidentes de la delegaciones ad hoc y para las relaciones con los países del Magreb, han convenido en que la filtración, sobre el proyecto de informe, no respeta la ética parlamentaria y que el primer proyecto debe incluir modificaciones, antes de que sea presentado para su aprobación definitiva", ha dicho.

La misión de europarlamentarios viajó el pasado 27 de enero al Sahara Occidental, en una ocasión considerada histórica por sus integrantes, donde se reunió, entre otros, con activistas pro derechos humanos e independentistas.