Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Chávez busca un acuerdo amistoso con Coca Cola por los terrenos de Caracas

El presidente de Venezuela ha dado órdenes de negociar en buenos términos con la empresa multinacional.-El Gobierno pretende construir casas en terrenos que pertenecen a la compañía

El presidente venezolano Hugo Chávez ha dicho este miércoles -madrugada del jueves en España- que espera un "acuerdo amistoso" con Coca Cola Femsa en la reunión que las partes celebrarán hoy para definir el destino de un terreno que la compañía tiene en Caracas y que el Gobierno quiere destinar a la construcción de viviendas. "Estamos dispuestos incluso a un intercambio de solares", dijo Chávez durante el acto de entrega de pisos a personas de escasos recursos. El pasado 8 de marzo, el presidente indicó que la empresa, de capital mexicano, tenía dos semanas para desalojar el terreno.

El terreno en litigio está en el oeste de Caracas, en una zona plana y baja, rodeada de barrios pobres asentados en las laderas de las colinas circundantes. Chávez instruyó al alcalde del municipio Libertador, Jorge Rodríguez, representante del Gobierno en la negociación, para que llegue a un "acuerdo amistoso" con Coca Cola, que utiliza la propiedad como como depósito y centro de distribución de los productos. En este sitio trabajan alrededor de 300 personas.

La compañía multinacional reaccionó con prudencia a las intenciones públicas de Chávez

La compañía multinacional reaccionó con prudencia a las intenciones públicas de Chávez. "Ratificamos nuestra mejor disposición para apoyar iniciativas que contribuyan a la meta que se ha fijado el Gobierno (...) y confiamos en que el diálogo nos lleve a generar propuestas y alternativas que beneficien a todos", explicó la firma mexicana en un comunicado de prensa reciente. Coca-Cola Femsa es la mayor empresa de su ramo en Venezuela. De acuerdo con lo que ha declarado, su plantilla asciende a 8.000 trabajadores y aporta alrededor de 140 millones de dólares anuales en concepto de impuestos.

La Administración de Hugo Chávez, fortalecida por el apoyo popular para establecer la reelección presidencial indefinida, lleva adelante una política de nacionalizaciones, expropiaciones e intervención del Estado en el ámbito privado. El año pasado, el presidente anunció la estatización del Banco de Venezuela, filial del Grupo Santander, proyecto que finalmente quedó postergado hasta nuevo aviso. Más recientemente, Chávez decidió decidió nacionalizar parte del sector económico arrocero y expropiar tierras que una compañía multinacional dedicaba al cultivo del eucalipto.