Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La OTAN restablece las relaciones con Rusia, suspendidas tras la guerra de Georgia

Moscú celebra la decisión.- La secretaria de Estado de EE UU asegura que "es hora de un nuevo comienzo" con Moscú, pero sin descartar la ampliación de la OTAN con Georgia y Ucrania

La OTAN y Rusia se han reconciliado. Tras romper lazos después de las tensiones originadas por el conflicto con Georgia en agosto pasado, los ministros de Asuntos Exteriores de la Alianza Atlántica han decidido hoy por unanimidad retomar las relaciones formales con Moscú. La reanudación de contactos incluirá las reuniones al más alto nivel, a través del Consejo OTAN-Rusia, y tendrá lugar "lo antes posible" tras la cumbre de la Alianza de jefes de Estado y Gobierno que se celebrará a comienzos de abril, ha informado el secretario general de a Alianza Atlántica, Jaap de Hoop Scheffer.

La decisión se produce en momentos en que la OTAN y sus aliados están buscando la cooperación rusa en su lucha contra los militantes afganos y otras amenazas regionales. Scheffer ha dicho que Rusia "es un actor mundial" por lo que la falta de diálogo con Moscú "no es una opción" a pesar de las diferencias con la política exterior del Kremlin.

Poco después de trascender la decisión, Moscú ha mostrado su complacencia. "Es un paso en dirección correcta, y constatamos con satisfacción que en la OTAN se ha impuesto el sentido común", ha dicho el portavoz adjunto del Ministerio de Exteriores ruso, Igor Liakin-Frolov.

Pese al acuerdo de retomar los contactos de alto nivel, el secretario general de la OTAN ha recalcado que los aliados todavía mantienen no obstante "diferencias fundamentales" con Moscú respecto a su reconocimiento de Osetia del Sur y Abjazia y su intención de construir bases militares en estos territorios, recordando que se trata de "parte del territorio georgiano" para los aliados. "Rusia debería realmente cambiar su posición", ha subrayado. Otra de las diferencias fundamentale es la suspensión unilateral de Moscú del Tratado de Fuerzas Convencionales en Europa (FACE, por sus siglas en inglés).

Nuevo acercamiento a Rusia

"Hemos decidido reanudar el diálogo. Parecía sencillo pero nos ha llevado tiempo", ha declarado el ministro español de Exteriores, Miguel Angel Moratinos, en referencia al largo debate que precedió a la decisión. Una de las principales defensoras del acercamiento a Rusia ha sido la secretaria de Estado de EE UU, Hillary Clinton, quien ha invitado a los países miembros de la Unión Europea (UE) a sumarse a la nueva política internacional que pretende caracterizar a la administración Obama, en la que se espera un acercamiento con Rusia tras las tensiones provocadas por la guerra de Georgia el pasado agosto y el proyecto de instalación de un escudo antimisiles del anterior Gobierno estadounidense.

Después de pasar por Ramala y criticar a Israel por demoler casas palestinas, Clinton ha llevado el mensaje de la nueva administración norteamericana hasta el corazón mismo de Europa. Ante el consejo de ministros de Asuntos Exteriores de la UE, en Bruselas, la responsable de Exteriores de EE UU ha dicho que "es hora para que la OTAN tenga un nuevo comienzo con Rusia" pero sin dejar de abrir la puerta de la organización a Ucrania y Georgia, dos repúblicas ex soviéticas.

"Es hora para explorar un nuevo comienzo. Podemos y debemos encontrar las formas para trabajar constructivamente con Rusia donde compartir áreas de interés común, incluyendo ayuda a la gente de Afganistán", ha dicho Clinton en su primer encuentro con ministros de países miembros de la OTAN.

Según la secretaria de Estado estadounidense, tanto su país como sus aliados deben aprender a manejar las diferencias con Moscú y mantener la cooperación cuando la seguridad de los interesados está en juego, en referencia a la pretensión que, según Washington, tiene Irán de conseguir armas nucleares. La Casa Blanca ha dicho que el futuro del escudo antimisiles estadounidense en Europa del Este está vinculado a la voluntad de Irán de obtener armas nucleares, pero Rusia rechaza vincularlo con esta amenaza.

Ampliación de la OTAN

Con todo, Clinton ha asegurado que su país no cierra la puerta a la ampliación de la OTAN con la incorporación de dos repúblicas ex soviéticas, Ucrania y Georgia. Ésta última protagonizó en agosto la guerra del Cáucaso con Rusia por las regiones georgianas con aspiraciones independentistas y pro rusas, Abjazia y Osetia del Sur.

"Deberíamos continuar abriendo la puerta de la OTAN a países europeos como Georgia y Ucrania", ha dicho Clinton. El Kremlin rechaza la entrada de estos dos países en la OTAN al considerarlos bajo su órbita con fuertes vínculos rusos y temer una alianza militar en las cercanías de su frontera.

Asimismo, la representante estadounidense ha propuesto una reunión internacional para elaborar una nueva estrategia para Afganistán, a la que también se invitaría a su vecino Pakistán.