Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El TPIY absuelve al ex presidente serbio Milan Milutinovic

El ex mandatario, junto a otros cinco acusados, afrontaba cargos por crímenes contra la humanidad durante la guerra de Kosovo

El Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia (TPIY) ha absuelto este jueves al ex presidente de Serbia Milan Milutinovic de los crímenes cometidos contra la minoría albanesa de Kosovo en 1999. Además de Milutinovic, se ha juzgado a otros cincos ex altos cargos serbios, quienes sí han sido condenados. Se trata del primer veredicto del Tribunal sobre los supuestos crímenes cometidos por fuerzas serbias durante la guerra de Kosovo.

El tribunal ha ordendo la liberación de Milutinovic, mientras que el resto de los acusados han sido condenados por todos los cargos presentados en su contra. El ex viceprimer ministro yugoslavo Nikola Sainovic y el comandante Nebojsa Pavkovic han sido condenados a 22 años de prisión, así como el general de la policía Sreten Lukic, por los cargos de crímenes contra la humanidad y violación de las leyes y costumbres de la guerra. El comandante Vladimir Lazareviz ha sido condenado a 15 años por participar en la deportación y el traslado forzoso de albano-kosovares, al igual que el ex jefe del Estado Mayor Dragoljub Ojdanic.

Los magistrados estiman que Milutinovic "no tenía control directo" sobre el ejército yugoslavo, cuya dirección era ejercida por el ya fallecido ex presidente yugoslavo Slobodan Milosevic. Además, el Tribunal considera que "no se ha probado" que el que fue presidente de Serbia entre 1997 y 2002 "tuviera una relación de amistad estrecha" con Milosevic, como mantenía la fiscalía.

Sin embargo, los magistrados sostienen que Sainovic "era el asociado de mayor confianza de Milosevic", a quien proporcionaba información y con quien mantenía regularmente conversaciones telefónicas. De acuerdo con la sentencia, Sainovic era el "representante personal de Milosevic en Kosovo (...), estaba bien informado y era consciente de los crímenes perpetrados". "Sainovic ejercía un poder sustancial sobre el Ejército Yugoslavo y sobre la policía y contribuyó significativamente a la comisión de crímenes", se lee en las conclusiones de la sentencia, que sin embargo considera que el serbio desconocía que también se asaltaba sexualmente a las mujeres kosovares.

Los seis ex altos cargos serbios estaban acusados de "planear e instigar" una campaña de terror y violencia contra la población albanesa de Kosovo, que acabó con la expulsión de más de 800.000 personas durante la guerra. Según el Tribunal, "los crímenes [...] incluyen la deportación y movilización forzosa de varios cientos de miles de personas, además del asesinato y persecución de miles de albano kosovares".

Los fiscales habían solicitado condenas de entre 20 años y cadena perpetua para los acusados, que se han declarado inocentes.

Los testigos llamados por el fiscal han testificado que las tropas serbias bombardearon poblaciones, mataron a civiles y violaron a mujeres. Milutinovic terminó los cinco años de mandato como presidente a finales de 2002 y, tras perder la inmunidad, se entregó.

Milutinovic y Milosevic

Milutinovic, de 66 años, sucedió a Slobodan Milosevic como presidente de Serbia en 1997. Milosevic se convirtió en presidente de Yugoslavia y Milutinovic pasó a ser su cabeza visible en Serbia, pero carecía de poder ejecutivo real. Milutinovic dirigió el grupo negociador del gobierno yugoslavo en las conversaciones sobre Kosovo en 1999, en el pueblo francés de Rambouillet. Las negociaciones no tuvieron éxito y dieron paso al bombardeo de la OTAN sobre Yugoslavia, que duró 78 días y acabó provocando la retirada de las fuerzas serbias.

Milosevic murió en 2006, antes de que se emitiera el veredicto en su juicio, lo que otorga aún más relevancia al juicio de este jueves.