Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un avión se estrella en el aeropuerto de Amsterdam

Las autoridades holandesas informan que hay al menos nueve muertos entre las 134 personas a bordo.- El aparato se ha partido en tres al aterrizar cerca de una autopista

Bomberos y trabajadores de los servicios de emergencias holandeses auxilian a los pasajeros del avión que se ha partido en tres al aterrizar en el aeropuerto de Schiphol.
Bomberos y trabajadores de los servicios de emergencias holandeses auxilian a los pasajeros del avión que se ha partido en tres al aterrizar en el aeropuerto de Schiphol. REUTERS

Un avión de la compañía Turkish Airlines se ha estrellado al aterrizar en el aeropuerto internacional de Schiphol, en Amsterdam, el más grande e importante del país y el quinto en Europa. Un par de horas después del accidente, las autoridades holandesas han informado que hay al menos nueve muertos y unos 84 heridos, 25 de ellos en situación grave.

A bordo del avión, procedente de Estambul, viajaban 134 personas en dirección al aeropuerto de Schiphol, que se encuentra a 20 kilómetros del centro de Amsterdam. El aparato, que intentaba tomar pista en una mañana nublada en la capital holandesa, se ha estrellado sin conocerse aún las causas, según han informado oficiales holandeses. Como consecuencia del choque contra el suelo, el avión se ha partido en tres, a unos 100 metros de la autopista A9, dentro del perímetro del aeropuerto. Se trata de un Boeing 737-800, cuya referencia de vuelo era la TK 1951.

Imágenes de la televisión holandesa han mostrado al avión en el suelo, cerca de un complejo de viviendas. La nave había perdido el motor, un ala y la cola, sin que se hubiese producido ningún tipo de incendio o fuego en su interior. Unas 20 ambulancias se han trasladado al lugar del suceso, mientras policías y miembros de los servicios sanitarios han acordonado la zona, por la que se podían ver varias piezas esparcidas del avión siniestrado.

Confusión en el número de víctimas

Desde el momento en que se ha conocido el accidente, la confusión ha reinado en relación al número de víctimas. El balance oficial holandés, presentado en una rueda de prensa, señala que hay nueve muertos y 50 heridos. Sin embargo, fuentes aeroportuarias turcas, que al principio aseguraron que no había fallecidos, han informado que sus últimos datos recogen sólo siete muertos. Por su parte, la compañía Turkish Airlines ha comunicado que no tiene constancia de ningún muerto. En una rueda de prensa, el presidente de Turkish Airlines, Candan Karlitekin, ha indicado asimismo que en el avión viajaban 128 pasajeros y siete miembros de la tripulación.

El diario De Telegraaf citó en su edición online a un testigo que había visto a "unas 80 personas" salir por su propio pie de la aeronave. Uno de los supervivientes, Mustafa Bachcecioglu, ha hablado a la cadena de televisión turca Channel 24: "Estamos en mitad del campo, aproximadamente a unos 5 ó 6 kilómetros del aeropuerto". Este superviviente había afirmado que había pasajeros heridos aunque muchos habían podido salir sin lesiones del interior de la aeronave. Otro pasajero que pudo ser evacuado sin problemas, Huseyin Sumer, ha dicho por teléfono a la CNN- Turk: "Estamos llamando a la gente para decir que la situación no es muy seria, pero que podría haber heridos en el avión".