Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Destituido el gobernador de Illinois por intentar vender el escaño de Obama

Rod Blagojevich, que siempre ha mantenido su inocencia, no podrá volver a ejercer un cargo público en Illinois

El Senado de Illinois ha aprobado esta noche (hora española) la destitución del gobernador del estado, Rod Blagojevich, acusado por las autoridades federales de intentar vender el escaño que dejó libre Barack Obama en el Senado tras su victoria en las elecciones del 4 de noviembre.

Los 59 senadores estatales han votado en bloque a favor de destituirle del cargo, en el primer juicio político efectuado en la historia de ese estado, pese a que Blagojevich, de 52 años, siempre ha mantenido su inocencia, negándose a dimitir, y aunque todavía a día de hoy no haya evidencia de los delitos que se le imputan.

En una segunda votación, los senadores también han decidido prohibir a Blagojevich desempeñar un cargo público en Illinois de por vida. Blagojevich fue arrestado el pasado mes de diciembre y afronta en paralelo un proceso penal por presuntos sobornos cometidos durante sus dos mandatos que podría llevarle a la cárcel. El demócrata Patrick Qinn sustituirá en el cargo a Blagojevich, hasta hoy su jefe directo.

El escándalo que le ha costado el puesto se desató después de que el fiscal federal Patrick Fitzgerald denunciara que había escuchado conversaciones telefónicas de Blagojevich en las que éste exigía una recompensa por la designación del sucesor de Obama.

Blagojevich se defiende

La decisión de cesar a Blagojevich ha llegado después de que el gobernador se dirigiera a los senadores desde la tribuna del hemiciclo para rogarles que reconsiderasen su postura. "¿Cómo pueden expulsar a un gobernador que les está suplicando que se le de una oportunidad para aportar testigos que prueben su inocencia?", ha clamado Blagojevich en una apasionada defensa de su inocencia. "Déjenme demostrarles que soy inocente y que no he hecho nada equivocado....ningún crimen se ha probado en este caso".

Blagojevich, en todo caso, sí ha admitido que en ocasiones sus decisiones se vieron influidas por los fondos de la campaña y también que pasó por alto trámites administrativos para lograr sus objetivos, pero ha insistido en que su motivación fue siempre ayudar al electorado. "Es doloroso y un golpe bajo pero quiero que sepan que nunca jamás intenté cometer un delito", ha asegurado Blagojevich antes de la votación definitiva sobre su futuro. De hecho, Blagojevich, llegó a desafiar al Partido Demócrata ante las acusaciones que recaen en su persona.

En el turno de réplica, el fiscal David Ellis ha sido implacable y contundente al desacreditar la versión de sí mismo ofrecida justo antes por Blagojevich. "Todas las decisiones de este gobernador fueron tomadas basándose en uno de estos tres criterios: su situación legal, su situación personal y su situación política", ha resaltado Ellis. "La gente de este estado se merecen una cosa mucho mejor. El gobernador debe ser destituido", ha zanjado.