Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tzipi Livni buscará un acuerdo en EE UU que impida el rearme de Hamás

Israel anuncia el viaje de su ministra de Exteriores a Washington

La titular de Exteriores israelí, Tzipi Livni, viajará a Washington para cerrar un acuerdo para evitar el rearme de Hamás a través de la frontera de Egipto con Gaza, según ha informado el Ministerio de Asuntos Exteriores de Israel en un comunicado.

"El primer ministro Ehud Olmert ha autorizado esta tarde el viaje a Estados Unidos de la ministra de Extreriores Tzipi Livni con el objetivo de promover un acuerdo entre EE UU e Israel, destinado a ocuparse del contrabando de armas", dice la nota, que no menciona la propuesta de alto el fuego durante un año realizada por Hamás y transmitida por Egipto. Mientras, un alto cargo israelí está en El Cairo para discutir los términos del plan egipcio y, en su caso, dar una respuesta.

Horas antes de confirmar la presencia del Livni en Washington, el Gobierno de Israel ha emitido otra nota en la que afirmaba la disposición de EE UU a cerrar dicho acuerdo. "La secretaria de Estado ha notificado que EE UU estaría preparado para ayuda a solucionar el asunto del contrabando y a firmar un memorando de entendimiento con Israel sobre la materia", ha dicho el despacho de Ehud Olmert.

El asunto del contrabando de armas para Hamás que pasan a Gaza a través de los túneles que cruzan la frontera entre Gaza y Egipto se ha convertido en la máxima preocupación del Gobierno israelí recientemente. Sostiene Israel que gracias a ese contrabando, Hamás se abastece de munición y armamento -cohetes- que luego utiliza contra Israel. El Gobierno de Olmert quiere acabar de una vez por todas con el lanzamiento de misiles por parte de Hamás contra las poblaciones del sur de Israel: para eso ha lanzado la ofensiva que este jueves ha cumplido 21 días.

El acuerdo sobre este punto abriría la puerta a que el Gobierno de Olmert estampe su firma en el plan egipcio de alto el fuego presentado la semana pasada y que está siendo estudiado desde entonces. Este miércoles, Hamás dio su visto bueno con condiciones y este jueves ha viajado a El Cairo Amos Gilad, un alto cargo del Ministerio de Defensa israelí, para "discutir los parámetros para un alto el fuego que queremos lo antes posible", según ha declarado Mark Regev, portavoz del primer ministro israelí.

Hamás pone como condición la retirada israelí en 48 horas, un periodo de calma que abriría el paso a una tregua de un año, y la reapertura de los pasos fronterizos de Gaza. Por su parte, Israel quiere asegurarse de que se acabe definitivamente con el contrabando de armas para Hamás a través de la frontera con Egipto para que el grupo islamista no dispare más cohetes contra las poblaciones del sur de Israel. El mecanismo para el control de esa frontera es el punto más complicado para lograr el acuerdo de alto el fuego.