Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La derecha lidera los sondeos en Chile por primera vez desde la dictadura

Sebastián Piñera saca ventaja a Eduardo Frei ante las presidenciales de este año

La temperatura política chilena comenzó a subir junto al calor del verano austral. Tres encuestas coinciden en situar al candidato presidencial de la derecha, Sebastián Piñera, con ventaja y a gran distancia de su principal rival, el senador democristiano y ex presidente Eduardo Frei, que aspira a regresar a La Moneda, mientras la jefa del Estado, Michelle Bachelet, remontó después de casi dos años de sondeos adversos.

Aunque los aspirantes a participar en la carrera para llegar a La Moneda en las elecciones de diciembre próximo del sucesor de Bachelet superan la media docena, tras la retirada de una contienda a la que nunca se decidió a entrar de lleno el socialista y secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, la disputa ha comenzado en la práctica centrada entre Piñera y Frei.

Por primera vez en cuatro elecciones presidenciales, un candidato de la coalición de centroizquierda que gobierna ininterrumpidamente Chile desde el término de la dictadura en marzo de 1990, parte en desventaja frente a la oposición.

Una encuesta nacional del Centro de Estudios de la Realidad Contemporánea (CERC) mostró a Piñera con un 41% de preferencias frente a un 9% para Frei. La diferencia se estrecha al consultar quién es el político con más futuro: Piñera recibe el 52% seguido por Frei, que queda en el 27%. Tercero, a corta distancia, figuró Insulza (26%), pero éste ya había decidido salir de la disputa por no concitar apoyo unánime en los partidos del ala izquierda de la Concertación ?algunos prefieren a Frei porque le dan más opciones de remontar frente a Piñera? y resuelto seguir en Washington.

Favorecido por la retirada de la carrera del ex presidente Ricardo Lagos y de Insulza, Frei ha comenzado a subir. Otra encuesta, la del Centro de Estudios Públicos (CEP), lo sitúa como el tercer personaje mejor evaluado del país, después de Bachelet y Piñera. Frei ?que en su currículum registra haberse impuesto a Piñera en una elección al Senado? ha mostrado determinación y hace unas semanas propuso un conjunto de reformas a la Constitución.

Entretanto, en la derecha los resultados de las encuestas se han recibido con optimismo. El esfuerzo, señalaron, debe ser ahora para intentar triunfar en primera vuelta. En una contienda entre Piñera y Frei, la disputa principal será quién se queda con el voto del centro político.

Todos los cálculos electorales pueden alterarse si la Cámara de Diputados ratifica, como se espera, la reforma constitucional que aprobó el lunes el Senado, con la inscripción automática en los registros obligatorios y el voto voluntario. De aprobarse, el padrón electoral chileno podría aumentar de 8,1 a 11,9 millones de votantes, un 46,9% más.

Los senadores del partido de Piñera (Renovación Nacional) votaron a favor de esta enmienda junto con los de la Concertación. En contra se pronunciaron los senadores de la Unión Demócrata Independiente, el partido que fue más cercano a Pinochet. Un sondeo realizado hace algunos meses indicó que las preferencias no cambian entre los inscritos y no inscritos (no tienen a derecho a voto) e incluso Piñera recibe más apoyo entre estos últimos, aunque los analistas creen que es un electorado más volátil.

Los sondeos reflejaron también un aumento del apoyo de la población a Bachelet, en especial por su manejo de la crisis económica, en la que el Gobierno ha usado la holgura de una caja fiscal para la que se ahorró en tiempos de bonanza, con paquetes de apoyo a diferentes sectores, incluyendo rebajas de impuestos. En dos de las tres encuestas de finales de año, su apoyo superó el 50%.