Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La policía india detiene a dos personas relacionadas con los atentados de Bombay

Los arrestados compraron con documentos falsos tarjetas telefónicas SIM usadas por los terroristas.- Encontrados explosivos en un hospital de Nagpur

La Policía india ha detenido a personas implicadas en la compra fraudulenta de una tarjeta móvil (SIM) presuntamente usadas por los terroristas en los ataques de Bombay, ocurridos la semana pasada y que dejaron más de 180 muertos en tres días de terror. Los arrestados están acusados de haber realizado la transacción con documentos de identidad falsos, ha dicho el jefe de la Fuerza de Tareas Especiales (STF), Rajiv Kumar, a la agencia de noticias PITT.

Los detenidos son Mukhtar Ahmed Sheikh, un cachemir de 35 años, capturado en Nueva Delhi y Tauseef Rehman, de 26 años, arrestado en la estación de trenes calcutí de Howrah. Ambos habían usado documentos falsos para adquirir 22 tarjetas SIM, 13 de ellas con la identificación de un familiar fallecido. Una fuente asegura que al menos una de esas 13 tarjetas fue supuestamente usada por los terroristas responsables de los ataques de Bombay. Las autoridades han asegurado que dirigirán varios interrogatorios a los detenidos en los próximos días.

En días pasados una fuente de la Policía había asegurado que las fuerzas de seguridad habían trazado la pista de 37 tarjetas de teléfono que, adquiridas en Calcuta y los alrededores, habían sido luego enviadas a Pakistán a través de Cachemira. Según esa fuente, algunas de esas tarjetas podrían haber sido usadas por los terroristas durante los ataques.

Según PTI, la Policía de Bombay ha logrado localizar cinco tarjetas usadas durante los ataques, de las cuales tres procedían de la región de Bengala, cuya capital es Calcuta. La India ha señalado a "elementos paquistaníes" como responsables de los atentados de Bombay.

Amenaza de bomba

Por otra parte, la policía ha informado que han encontrado explosivos en el interior de un hospital en la ciudad de Nagpur, al oeste del país y principal foco de la organización hindú nacionalista Rastrilla Swayamsevak Sangh. Los responsables del hospital recibieron una llamada que avisaba de la existencia de las bombas. La policía encontró las bombas en una bolsa de plástico.