Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Chávez se proclama precandidato presidencial a las elecciones de 2012

El mandatario venezolano espera que el camino para su reelección indefinida comience con la celebración de un referéndum a finales de febrero

La campaña electoral nunca termina para Hugo Chávez. El martes en la noche, en televisión nacional, el presidente venezolano se ha autoproclamado como candidato por su partido para presentarse a las elecciones presidenciales de 2012. "Las candidaturas deben salir de las bases y hay que respetar la disciplina y las normas del partido, pero yo me atrevo ahora mismo a postularme, porque en el partido nos autopostulamos. Yo, desde ahora mismo, me autopostulo como precandidato presidencial para el año 2012", ha dicho. Que falten cuatro años para las elecciones y que, en 2007, el país ya haya rechazado la incorporación de la reelección indefinida en la Constitución, son apenas un par de detalles para el presidente venezolano.

El 7 de diciembre pasado, Chávez pidió a sus seguidores que promovieran una enmienda constitucional para implantar la reelección indefinida del Presidente de la República. Una propuesta similar de reforma a la Constitución fue rechazada por el electorado en el referendo popular de diciembre de 2007, cuando se contabilizaron un 51% de los votos a favor de la opción del 'No' y 49% a favor del 'Sí'. En aquella oportunidad, Chávez aceptó la derrota, pero advirtió: "La reforma no está muerta".

En su alocución del martes, Chávez pidió a sus seguidores recabar 2,5 millones de firmas para solicitar al Poder Electoral que convoque a otro referéndum sobre la enmienda del artículo 230 de la Constitución que, según sus cálculos, podría realizarse en febrero de 2009. "Lo que pudiéramos hacer es, simplemente, suprimir una frase, y el artículo quedaría de la siguiente manera: 'Artículo 230: El periodo presidencial es de seis años. El presidente o presidenta de la República puede ser reelegido o reelegida'. Más nada. Sencillito. ¡Una bombita, compadre! Ahí nadie se va a confundir", dijo, ante un emocionado auditorio de chavistas y militares. De esa forma, continuó, comenzaría un nuevo "período histórico" para revolución, que transcurriría entre el año 2009 al 2019, y que podría prolongarse hasta el 2029, "si Dios quiere". Y el coro respondió al grito de "Uh, Ah / Chávez no se va".

La prolongación del mandato presidencial ha sido una preocupación constante del chavismo. La Asamblea Nacional Constituyente de 1999, que redactó la actual Carta Magna, extendió de cinco a seis años el periodo presidencial, y estableció que el Presidente de la República podría ser reelecto una vez para un segundo periodo. Gracias a esta reforma, Chávez transita por su segundo mandato desde que entró en vigencia la nueva Constitución, y por el tercero desde que el 6 de diciembre de 1998 fue electo presidente por primera vez.

El principal argumento de la oposición para oponerse a este segundo referendo se basa en el artículo 345 de la Constitución que señala que "la iniciativa de reforma que no sea aprobada, no podrá presentarse de nuevo en un mismo periodo constitucional". Para Chávez el problema es sólo semántico. Él ha dicho que, ciertamente, él no podría presentar la misma reforma, pero que "lo que vamos a hacer no es una reforma, es una sencilla enmienda".

Conspiradores y corruptos

El mismo martes en que Chávez relanzó su candidatura, la Fiscalía General de la República abrió un procedimiento penal contra el ex gobernador del Estado Zulia y actual alcalde de Maracaibo, Manuel Rosales, basado en las acusaciones de corrupción hechas por el presidente Chávez durante la campaña por las elecciones regionales. La Fiscalía envió una citación a Rosales para que el 11 de diciembre próximo concurra a rendir declaratoria en calidad de imputado.

Al mismo tiempo, la oficialista Asamblea Nacional también declaró la "responsabilidad política" de Rosales y de otras ocho personas en un supuesto plan de magnicidio que se preparaba contra el presidente Chávez, y recomendó a la Fiscalía que abriera otra investigación contra ellos.

La lista de acusados incluye al director de Globovisión, Alberto Federico Ravell; al director de RCTV, Marcel Granier; al director del diario El Nuevo País, Rafael Poleo; al director del diario El Nacional, Miguel Henrique Otero; al ex ministro de la Defensa, Raúl Isaías Baduel; al banquero Nelson Merzhrane; al presidente de la federación empresarial, Fedecámaras, José Manuel González; y al ex embajador de Venezuela en la ONU, Diego Arria.