Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Avistado en el norte de Somalia el enorme petrolero saudí secuestrado por piratas

El 'Sirius Star' es la nave más grande capturada nunca.- Transporta dos millones de barriles de petróleo, con valor de 79 millones de euros.- Han comenzado las negociaciones para el rescate

Foto de archivo del 'Sirius Star', una embarcación de unos 330 metros de eslora, secuestrada por piratas somalíes en la costa este de África
Foto de archivo del 'Sirius Star', una embarcación de unos 330 metros de eslora, secuestrada por piratas somalíes en la costa este de África AP

El enorme barco petrolero saudí secuestrado por un grupo de piratas al este de África, y cargado con hasta dos millones de barriles de petróleo, ha sido avistado hoy en las proximidades de la costa del norte de Somalia, ha comunicado un grupo marítimo regional, informa Reuters. El Sirius Star, cuya carga tiene un valor de más de 100 millones de dólares (unos 79 millones de euros), por lo que se considera la nave más grande secuestrada nunca, fue apresado a 830 kilómetros al sureste de Mombasa, en Kenia, en un área lejana del Golfo de Aden, el sábado pasado.

El coordinador de la Asociación de Marineros de África del Este, Andrew Mwangura, ha dicho a Efe que el enorme petrolero "está fondeado a cinco millas náuticas de la costa de Eyl", en el norte de Somalia. Eyl es un remoto puerto en la región de Puntlandia habitualmente usado por este tipo de asaltantes y que ya se anticipaba como destino de esta captura.

Los piratas que secuestraron el barco, que según Mwangura serían "entre 30 y 40", ya han iniciado conversaciones con la naviera propietaria, Vela Internacional, que pertenece al grupo de la petrolera estatal saudí Aramco, para la liberación del buque. La tripulación del barco, de bandera de Liberia, está compuesta por 25 personas de nacionalidad croata, británica, filipina, polaca y saudí. Según Vela Internacional, la tripulación estaría a salvo y que están a la espera de establecer más contactos con los secuestradores.

La comandante de la V Flota de la Armada de EE UU, con base en Bahrein, ha descartado una operación militar de rescate del petrolero.

Un ataque "brillante"

Mwangura ha informado de que el buque tiene 330 metros de eslora y un peso muerto de más de 300.000 toneladas, lo que le convierte en uno de los mayores del mundo. Según informaciones difundidas desde Bahrein por la Quinta Flota de la Armada de EE UU, los piratas somalíes que viajaban en lanchas rápidas abordaron el barco, muy lejos de las costas de Punlandia y las aguas del Golfo de Adén, donde hasta ahora habían actuado.

"El último ataque parece obra de somalíes muy brillantes. Cualquiera que describa a (los piratas) como un puñado de criadores de camellos tiene que pensárselo de nuevo", ha dicho un experto en Somalia asentado en Kenia. El secuestro se llevó a cabo pese a la presencia de barcos de la OTAN y de la Unión Europea en la zona para proteger las embarcaciones que surcan estas aguas.

Mwangura, que estudia desde hace años la piratería en la zona y basa la información en los grupos navieros que operan más la información de los tripulantes y piratas, dijo que cree que un remolcador nigeriano secuestrado sirvió de "buque nodriza" para el secuestro del 15 de noviembre.

"El superpetrolero estaba cargado hasta arriba, así que probablemente su línea de flotación era baja y no era difícil abordarlo", ha explicado, tras apuntar que los piratas probablemente emplearon una escalera o una cuerda con nudos para subir a cubierta.

El petrolero Sirius Star se dirigía hacia Estados Unidos a través del Cabo de Buena Esperanza en la punta más austral de África, roeando el continente en vez de utilizar el Golfo de Aden y pasar luego por el Canal de Suez.

El secuestro del barco agregará presión para que se llegue a una acción internacional concertada para frenar la amenaza que representan los piratas somalíes en una de las rutas marítimas más transitadas del mundo. Los piratas somalíes, ya famosos por sus ataques a barcos pesqueros y algunas embarcaciones turísticas, están mostrando señales cada vez más preocupantes de ataques a mayor escala y en zonas más alejadas de sus costas.

Zona de alto peligro para las embarcaciones

Según la Oficina Internacional Marítima (IMB por sus siglas en inglés), en lo que va de año se ha registrado un total de 199 incidentes con piratas, la mayor parte de ellos ocurridos en el peligroso Golfo de Aden y la costa de Somalia, en el este de África. "Esta región encabeza la lista como la zona más peligrosa por piratería, con 63 incidentes registrados", según el IMB.

Sólo en el tercer trimestre de este año, 26 embarcaciones han sido secuestradas por piratas somalíes, que han tomado como rehenes a 537 tripulantes. Otros 21 barcos han sido tiroteados por los piratas en el mismo periodo

Para el 30 de septiembre de este año, 12 embarcaciones permanecen secuestradas y bajo negociación, con más de 250 tripulantes retenidos.

Más información