Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Venezuela lanza un satélite "para el socialismo"

El Venesat-1, que ha costado 406 millones

de dólares, es de fabricación china

Comenzó la cuenta regresiva, en un chino incomprensible para los televidentes venezolanos. Y a las 11:25 (17:55 pm, hora peninsular española) el Gobierno de Venezuela puso en órbita el satélite de telecomunicaciones Venesat-1, también bautizado con el nombre del prócer Simón Bolívar. El Venesat-1 expandirá su señal a través de América Central, el Caribe y América del Sur, y contribuirá, según dijo el presidente venezolano, Hugo Chávez, a la "construcción del socialismo del siglo XXI" y la "independencia y soberanía" de su país.

El lanzamiento se efectuó desde la localidad de Xichang, en China, 1.700 kilómetros al suroeste de Pekín. El presidente Chávez y su homólogo boliviano, Evo Morales, siguieron la operación desde la base espacial venezolana de Luepa, en el Estado Bolívar, al este del país.

El Gobierno de Venezuela ha anunciado que su intención es utilizar el satélite como plataforma para brindar servicios de telemedicina y telecomunicaciones a las poblaciones más remotas del continente. "Como satélite es como cualquier otro, lo que realmente lo hace socialista es el uso", dijo en vísperas del lanzamiento la ministra de Ciencia y Tecnología de Venezuela, Nuris Orihuela.

"¿Qué tiene el satélite con el socialismo?", se preguntó ayer el presidente Chávez en la televisión nacional. Él mismo se dio la respuesta: "Ah... el capitalismo todo lo convierte en dinero. Si un gobierno capitalista lanza un satélite es para hacer dinero. Es el dominio del espacio, la hegemonía. Por eso es que esto [el Venesat-1] es la independencia, es un satélite socialista para la construcción del socialismo del siglo XXI. Estos servicios satelitales serán para el servicio social y la integración de los pueblos. También está el tema de la seguridad y la defensa, del potencial que nos da esto para ser soberanos en esta materia".

Agradecimiento de Evo

El presidente boliviano, Evo Morales, agradeció por adelantado los servicios que, prometió Chávez, prestará el Venesat-1 a su país y a la región. "Con este satélite, las telecomunicaciones serán un derecho humano en Suramérica y el Caribe, y se acabarán las formas de comunicaciones de las comunidades indígenas", que, según explicó Morales, en algunas poblaciones todavía se efectúan a través de señales de humo y de chasquis, los mensajeros tradicionales de los pueblos incas.

El proyecto Venesat-1 ha tenido un coste total de 406 millones de dólares: 241 millones fueron para la empresa Great Wall Industry Corporation, propiedad de la República Popular China, para la fabricación del satélite, y otros 165 millones se invirtieron en la construcción de dos bases espaciales en territorio venezolano.

El lanzamiento estaba previsto, inicialmente, para el próximo 1 de noviembre, cuando se cumplían tres años de la firma del contrato entre Venezuela y China para la construcción del satélite. Pero, según dijo ayer el presidente Chávez, "Estados Unidos estaba presionando para que se difiriera el lanzamiento", por lo que finalmente se efectuó 24 horas antes de lo previsto. Una vez en el espacio, el satélite Simón Bolívar será controlado por 90 ingenieros venezolanos graduados en Geofísica en la Universidad de Pekín.