El Gobierno busca el apoyo de Obama y McCain para acudir a la cumbre financiera

Madrid contacta con la Casa Blanca y con los equipos de los candidatos a la presidencia para forzar su presencia en Nueva York

El Gobierno español trata por todos los medios de lograr una invitación para acudir a la cumbre financiera del próximo día 15 en Nueva York, convocada para emprender una reforma en profundidad de los mercados financieros internacionales. Según han informado este jueves fuentes de Moncloa, se están realizando gestiones "en todas las direcciones, con todo del mundo y a todos los niveles" para que España participe en la cumbre. En esos contactos están incluidos, además de la Casa Blanca, que convoca la reunión, los equipos de los candidatos a la presidencia de EE UU, Barack Obama y John McCain. Uno de los dos será elegido presidente el próximo 4 de noviembre.

Según han explicado fuentes del Ejecutivo, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, no ha hablado con el presidente estadounidense, George W. Bush, pero han garantizado que se están utilizando todos los contactos en la Embajada de EE UU en Madrid, en la representación diplomática de España en Washington y en el Congreso norteamericano.

Más información

Se han incluido además en esas gestiones a los equipos de los candidatos a la Presidencia de Estados Unidos, aunque, han añadido las fuentes, se espera "saber mucho antes del 4 de noviembre que España va a estar ahí".

La presencia de España en la cumbre que debe diseñar el nuevo orden financiero mundial se ha convertido en objetivo prioritario del Gobierno de Zapatero. Ya la semana pasada, cuando la UE propuso la cumbre durante el Consejo Europeo en Bruselas, Zapatero obtuvo el respaldo del primer ministro británico, Gordon Brown. Ayer, tras unas declaraciones en sentido contrario, el presidente francés opinó también a favor de la presencia de España en Nueva York, comprometiéndose a mediar ante Washington.

Ya en España, Zapatero ha recabado el apoyo del líder del PP, Mariano Rajoy, y del secretario general de CC OO, José María Fidalgo. Rajoy ha ofrecido su apoyo al presidente del Gobierno para que España participe en la cumbre porque se "juega el prestigio del país" y sería "muy mala noticia para España" quedarse fuera. Rajoy ha explicado que el Gobierno no se ha dirigido al PP para intentar aprovechar las influencias que puede tener el partido y que pudiesen ser de ayuda. Por su parte, Figalgo manifestó hoy que España debe estar en la cumbre porque "tiene mucho que decir como el país que más ha crecido en la UE", que no acude con una sola voz, y porque tiene el sistema financiero "posiblemente más estable". Sostiene Fidlago que cuando el presidente del Gobierno de España va a una cumbre internacional "va España, sea del color que sea" y ha recordado que "Aznar también fue a las Azores y fue España".

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

Sin embargo, apenas unas horas más tarde, la Casa Blanca convocaba formalmente la conferencia para los países del G-20, que incluye a los más ricos, agrupados en el G-8 (Reino Unido, EE UU, Francia, Alemania, Italia, Canadá, Japón y Rusia), y a los principales países emergentes o en desarrollo (Argentina, Brasil, México, China, India, Indonesia, Corea del sur, Australia, Arabia Saudí, Sudáfrica y Turquía). España no está en el G-20, pero el Gobierno no se da por vencido para hacer valer su derecho a estar en la cumbre, ya que el país cuenta con un PIB igual al de Canadá.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción