Crisis financiera mundial

Sarkozy convoca a los líderes europeos para preparar la cumbre financiera mundial

El presidente de turno de la UE proclama "la muerte de la dictadura del mercado" y la creación de un fondo soberano francés para invertir en industria

Bruselas / París - 23 oct 2008 - 12:31 UTC

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, ha convocado una reunión extraordinaria de jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea el 7 de noviembre para preparar la cumbre financiera internacional que se celebrará una semana más tarde, el 15 de noviembre, en Washington, con la participación de los países del G-20.

Sarkozy ya había anunciado su intención de convocar esta reunión en su comparecencia ante el Parlamento Europeo de Estrasburgo el pasado martes. Allí dijo que el objetivo es preparar la cumbre internacional y lograr que "Europa hable con una sola voz y pueda hacerse oír".

De momento, en la cumbre mundial sólo está prevista la presencia de cuatro países europeos, Reino Unido, Francia, Alemania e Italia, por ser miembros del G-8, aunque el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, está intentando lograr una invitación.

"Nos encontramos en un momento en el que hace falta reinventar el mundo. Hace falta imaginación, valor, voluntad y audacia"

Más información

El objetivo de la UE en esta cumbre internacional debería ser, a juicio de Sarkozy, "aportar la idea de una refundación del capitaismo internacional". Esta refundación pasa, según el presidente francés, por hacer que "ninguna institución financiera pueda trabajar sin estar sometida a una regulación financiera" y por prohibir a los bancos que hayan recibido fondos públicos operar en paraísos fiscales.

Sarkozy reclamó de nuevo ante el Parlamento que los sistemas de remuneración de los directivos "no empujen a tomar riesgos inconsiderados", que las reglas contables no contribuyan a agravar la situación que viven las empresas, y que se modifique el sistema monetario internacional.

También el primer ministro británico, Gordon Brown, ha presentado sus ideas para la cumbre financiera internacional. La más destacada es la creación de un "sistema de alerta rápida para la economía mundial" que permita la identificación temprana de los riesgos futuros que amenacen la estabilidad económica y financiera global y la toma de decisiones rápidas para mitigarlos.

Brown quiere además que, antes de que acabe el año, las 30 entidades financieras más importantes del mundo sean vigiladas por "colegios de supervisores" en los que participen las autoridades de todos los países en los que estos bancos tengan actividades.

El tercer pilar del plan de Brown consiste en aumentar la transparencia en los mercados.

Muerte de la dictadura de los mercados

Antes de convocar esta reunión Sarkozy había proclamado "la muerte de la dictadura del mercado" y "el regreso de la política" a la esfera económica y la creación de un fondo soberano francés para invertir en industria.

Durante un discurso pronunciado en Annecy (sureste de Francia), el presidente francés ha asegurado que, frente a una crisis mundial que no es coyuntural sino estructural, hace falta preguntarse por el nuevo papel del Estado en la economía.

Sarkozy ha anunciado nuevas medidas de apoyo a la economía francesa, el presidente galo ha augurado la gestación de una nueva relación entre "democracia y economía", una auténtica "revolución intelectual y moral".

Además, ha aprovechado la ocasión para anunciar la creación de "un gran fondo estratégico de inversión nacional" para financiar "proyectos industriales innovadores", idea que ya había propuesto esta semana en la Eurocámara, al tiempo que ha instado a los otros países de la UE que hagan lo mismo y que todos "coordinen sus políticas de inversión".

El ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Miguel Ángel Moratinos, ha asegurado que España hará todo lo posible para estar en la Cumbre sobre la crisis finaciera. "Consideramos que tenemos toda la legitimidad para estar presente en esa reunión y haremos todo lo necesario para participar en ella", ha sentenciado. "Estamos en una situación nueva, diferente, la historia de la diplomacia tienen sus etapas, sus momentos y, de forma tranquila, España va a hacer todo lo posible para estar en esa cumbre".AGENCIA ATLAS

Te puede interesar

Escaparate

Lo más visto en...

Top 50