Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bush asegura que su paquete de ayudas será aprobado

El presidente estadounidense promete medidas "sustanciales" un día después de que el sector republicano se opusiera a su plan de rescate financiero

Comienza una nueva jornada de negociaciones en Washington enfocada a la aprobación del paquete de ayudas a Wall Street. El presidente Bush ha hecho breves declaraciones en las que ha asegurado que el paquete "será aprobado" y que medidas "sustanciales" serán votadas en el Congreso para paliar los efectos de la crisis. El mandatario atribuye los desacuerdos surgidos en las últimas horas a "que es una gran propuesta para un gran problema".

"Hay desacuerdos en torno a algunos aspectos del plan de rescate pero no hay desacuerdo en que algo sustancial debe ser hecho", ha dicho Bush en la Casa Blanca. "El proceso legislativo no es siempre agradable, pero aprobaremos el paquete", ha añadido.

Hay gestos que indican que Washington está pisando el acelerador para lograr la aprobación de la ayuda. El vicepresidente estadounidense, Dick Cheney, ha cancelado dos viajes a Nuevo México y Wyoming para "poder asistir en las negociaciones", según ha señalado su portavoz. En su papel de número dos, Cheney podría inclinar la balanza en el Senado con su voto, que podría romper un empate.

McCain, culpable

El líder de la mayoría demócrata del Senado, Harry Reid, ha señalado al candidato republicano John McCain como responsable del fracaso de las negociaciones del principio de acuerdo sobre el paquete de rescate financiero. La presencia del senador por Arizona "no ha ayudado, sino que ha hecho daño", ha asegurado Reid en una conferencia de prensa anterior a la reanudación del diálogo.

El senador demócrata ha recordado que ayer por la mañana un grupo de legisladores de alto rango de ambos partidos habían alcanzado un principio de acuerdo sobre el plan, pero dijo que se "se desmoronó totalmente" tras la llegada de McCain a Washington. El miércoles el republicano anunció que cancelaba sus actos electorales para participar en las negociaciones.

Los líderes demócratas y republicanos en el Congreso de EE UU (Cámara de Representantes y Senado) intentarán hoy de nuevo acercar posturas tras el fiasco de ayer. Ayer se dijo desde el lado demócrata que las posturas no están tan lejanas, pero esta mañana el senador republicano Richard Shelby, de la minoría republicana que se opone al plan de Bush y que ayer frustró el acuerdo, ha pedido un cambio en la estructura del plan para que reciba el apoyo de su partido. En una entrevista en el programa News Early Show, de la cadena CBS, ha dicho que el plan podría estar aprobado este fin de semana, pero "hay que cambiar un poco la estructura primero", porque tal como está "no va a funcionar".

Por el lado demócrata, se insiste en que son los republicanos los que están dificultando la aprobación del plan. El jefe demócrata en la Comisión de Banca del Congreso, Barney Frank, dice que la conversión del plan en ley depende de que los republicanos se pongan de acuerdo entre ellos y "depongan su revuelta contra el presidente". Por su parte, la presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, ha urgido a los legisladores a que se pongan de acuerdo sobre el plan en 24 horas para que sea aprobado este fin de semana. El acuerdo "ocurrirá porque tiene que ocurrir", ha dicho, aunque también culpa a los republicanos de que no haya acuerdo todavía.

Bush se desmarca

Los republicanos aparecen ahora como culpables de que no se haya aprobado un plan propuesto por su jefe, el presidente Bush, y que considera muy urgente. Si por la tarde ambos bandos habían alcanzado un principio de acuerdo, éste se vino abajo por la noche (madrugada en España) en la Casa Blanca, al conocerse que el sector más conservador de los republicanos había presentado un plan alternativo al de Bush. Según denuncian los demócratas, McCain apoya este nuevo plan, aunque su campaña lo negó anoche. Mientras, Bush ha tenido que salir al paso y aclarar que mantiene su preferencia por el paquete de medidas presentado por su Administración. Ante el atasco del plan de rescate estadounidense, las bolsas están cayendo hoy.