China marca distancias ideológicas con Chávez en el inicio de su visita a Pekín

El Gobierno de Hu Jintao se aleja de la beligerancia venezolana contra EE UU

La Cancillería china señaló ayer, tras la llegada del presidente venezolano, Hugo Chávez, que su relación con Venezuela es normal, carece de vínculos ideológicos y no está destinada a afectar a un tercer país, en este caso a EE UU.

"China y Venezuela mantienen relaciones normales de Estado a Estado. No están basadas en la ideología, no están dirigidas contra una tercera parte y no afectarán a otros países", señaló ayer la portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de China, Jiang Yu. "Seguiremos desarrollando nuestras relaciones con Latinoamérica, incluida Venezuela", agregó.

Con estas palabras, Pekín se desvinculaba de la adhesión política que Chávez ha tratado de encontrar en China. "Yo de aquí me voy a Rusia, que está ahí mismo, detrás de aquellas montañas. Seguimos con [Dmitri] Medvédev, [Vladímir] Putin, Hu Jintao, nosotros modestamente allá, y Cuba, construyendo un mundo pluripolar", anunció Chávez tras llegar a Pekín.

Más información

El presidente venezolano llegó ayer a mediodía (hora local) a Pekín, aunque no iniciará su agenda oficial hasta hoy, cuando se reunirá con su homólogo chino, Hu Jintao. Según datos oficiales de China, Venezuela es su sexto mayor socio comercial en América Latina y un importante receptor de su inversión. El comercio bilateral entre ambos países alcanzó en 2007 los 5.900 millones de dólares, y entre enero y julio de este año fue de 6.230 millones, una cifra que, según Chávez, alcanzará los 8.000 millones en diciembre.

El presidente venezolano, Hugo Chávez, a su llegada a Pekín
El presidente venezolano, Hugo Chávez, a su llegada a PekínEFE

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50