Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bush pide a los afectados por Ike prudencia a la hora de volver a casa

El presidente estadounidense visita el Golfo de México, arrasado el pasado fin de semana por el huracán

El presidente Bush acude a Texas para comprobar los daños del Ike
El presidente Bush acude a Texas para comprobar los daños del Ike FP

George W. Bush se ha trasladado a la zona del golfo de México afectada por el huracán Ike, que el pasado fin de semana arrasó ciudades como Galveston, en el estado de Texas. El presidente de Estados Unidos ha pedido hoy a todos los desplazados por el huracán prudencia a la hora de volver a casa. "Se que la gente está deseando volver a sus casas", ha dicho Bush al instar a la población a atender las recomendaciones de las autoridades locales. Además, Bush ha asegurado que el Gobierno federal se hará cargo del 100% de los gastos de limpieza.

A su llegada al aeropuerto Ellington Field de Houston (Texas), Bush ha afirmado que el gobierno federal asumirá "el 100% de los gastos que tenga el estado en la limpieza de escombros", así como el coste de la ayuda a los damnificados por la emergencia. El presidente aseguró que se movilizará a personal de empresas de otros estados para la reparación de las redes de electricidad, "una de las principales preocupaciones ahora".

En Houston todavía hay dos millones de personas que permanecen sin suministro eléctrico, lo que dificulta la conservación de alimentos y el abastecimiento de agua fresca. Bush dijo que se han desplazado a la zona equipos para evaluar la situación y se abrirán puntos de distribución de suministros básicos.

Bush ha apelado apeló a la solidaridad ciudadana para contribuir a financiar a los equipos de la Cruz Roja que han actuado desde el principio de las operaciones de emergencia. "La Cruz Roja está cerca de cada emergencia, por lo que os pido compasión para ayudar a toda la gente que está viviendo un desastre como éste", afirmó el gobernante.