Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tarija cierra el ciclo de referendos autonómicos contra la Constitución de Evo Morales

Los colegios abren para el cuarto plebiscito para aprobar un estatuto considerado ilegal por el Gobierno boliviano

El departamento de Tarija, en el sur de Bolivia, que posee las mayores reservas de gas del país, celebra este domingo el referéndum sobre su estatuto de autonomía, en un nuevo desafío al presidente del país, Evo Morales. Es la cuarta región que celebra un plebiscito en un proceso liderado por dirigentes regionales que no aceptan la Constitución diseñada por el Gobierno de Morales.

Los centros de voto han abierto en Tarija con la apertura de las mesas de votación y cortes de carreteras en dos localidades fronterizas con Argentina en protesta por la celebración de esta consulta. Un total de 173.231 tarijeños están llamados a participar en esta jornada que cierra el ciclo de los referendos autonomistas promovidos por los dirigentes, todos opositores al presidente Evo Morales, de las regiones de la "media luna", como se conoce al territorio que integran Santa Cruz, Beni, Pando y Tarija.

Todas estas consultas han sido convocadas al margen del Gobierno de Bolivia y de la Corte Electoral Nacional, instituciones que rechazan los referendos y los estatutos que se someten a votación al considerarlos "inconstitucionales" y "separatistas". En todos ellos los estatutos de autonomía han sido respaldados por un abrumador porcentaje de votos, aunque el Gobierno los considera ilegítimos.

En Tarija capital, la jornada consultiva ha comenzado a partir de las ocho de la mañana (12.00 GMT) con normalidad, aunque en algunas localidades de la región grupos seguidores de Morales y contrarios a la celebración del referendo han bloqueado carreteras. En concreto, han cortado la vía que une San Telmo con Bermejo y la carretera de Yacuiba que comunica a Bolivia con Argentina.

La consulta autonómica de Tarija cobra especial interés al tratarse de la región que concentra las mayores reservas de gas de Bolivia, que alimentan los mercados de Argentina y Brasil y que constituyen la principal fuente de ingresos del país. No obstante, el prefecto (gobernador) de esta región, el opositor Mario Cossío, aseguró ayer que la pretensión del proceso autonómico no es "apropiarse" del gas sino llevar a cabo una gestión compartida con el Estado.

Los prefectos de Santa Cruz, Beni, Pando, contrarios a Evo Morales, acudieron ayer a Tarija para apoyar el referéndum. Dichas regiones, más Cochabamba, conforman el Consejo Nacional Democrático (Conalde), en el que también participan los comités cívicos de cada una de estas zonas. Según el Gobierno, los gobernadores de las regiones del Conalde están perfilando un plan para desestabilizar al presidente Morales.