Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mueren dos militares españoles en Bosnia en un accidente de helicóptero

El siniestro ha ocurrido en la región de Banja Luka.- En la nave iban además dos oficiales alemanes que también han muerto

Dos militares españoles han muerto este jueves en un accidente de helicóptero ocurrido en Bosnia. El Ministerio de Defensa ha confirmado a esta web la muerte de ambos: el teniente Santiago Hormigo Ledesma, de 32 años, nacido en Badajoz, vivía en Miguelturra (Ciudad Real), estaba casado y tenía dos hijos. El otro fallecido es el sargento Joaquín López Moreno, nacido en Alemania, vivía en Talavera de la Reina (Toledo), también estaba casado y tenía la misma edad que su compañero. En la nave iban además dos oficiales alemanes que también han perdido la vida.

Se desconocen, por el momento, las causas del siniestro, acaecido en una zona boscosa y minada de esta ex república yugoslava. Sin embargo, Zoran Stanisevicel, jefe de la Policía de Banja Luka, a unos 40 kilómetros del lugar del accidente, ha declarado al diario vespertino Vecernji list que el accidente se ha producido tras chocar el aparato contra el monte Jasen.

Los dos militares españoles fallecidos eran los pilotos de la nave y pertenecían al Batallón de Helicópteros de Ataque (BHELA I) de las Fuerzas Aeromóviles del Ejército de Tierra, que tiene su base en Almagro (Ciudad Real).

El helicóptero accidentado es un modelo Bolkow BO-105, de fabricación alemana, y participaba en la misión de la Unión Europea en Bosnia (EUFOR) desde finales de 2007. La nave se estrelló al mediodía en la región de Banja Luka, una zona boscosa.

"Un helicóptero se ha estrellado a unos 20 kilómetros al norte de la ciudad de Travnik", había informado poco antes de confirmarse las muertes Kerry Corkett, portavoz de la misión de la Unión Europea en Bosnia, a la que pertenecían los dos militares españoles fallecidos. El helicóptero siniestrado es uno de los tres BO-105 que tienen las tropas españolas en Bosnia. Según la nota de la UE, el helicóptero había salido sobre las 11.30 de la base de Camp Butmir y cayó a tierra media hora después.

En misión de reconocimiento

La nave, que estaba en una misión de reconocimiento, se emplea para "tareas de transporte de personal y enlace", según el comunicado del Ministerio de Defensa. Las tropas de la EUFOR han bloqueado el acceso a la zona, en la que las condiciones meteorológicas en el momento del accidente no eran buenas. El segundo helicóptero del Ejército de Tierra que le seguía en vuelo al que cayó a tierra no divisó la nave accidentada, sino que sus ocupantes vieron la densa columna de humo que provocó el choque contra tierra.

El Ministerio de Defensa ha informado en una nota de que una unidad de la comisión técnica interministerial de investigación de accidentes militares viajará en las próximas horas hasta Bosnia para determinar las causas de lo sucedido.

Además, fuentes policiales de la localidad de Kotor Varos, a 15 kilómetros del lugar del accidente, han indicado a Efe que en la zona en la que cayó el helicóptero hay diseminadas minas de la época de la guerra de Bosnia (1992-1995), por lo que las labores de rescate se han pospuesto hasta que terminen las tareas de desactivación de esas minas, según dichas fuentes. Dos helicópteros de la EUFOR y unos 50 efectivos de la misión europea participaban en los trabajos para tratar de acceder al lugar del siniestro.

Un total de 2.500 militares

La EUFOR, compuesta por unos 2.500 militares, tiene su cuartel general en Sarajevo y desde el pasado 4 de diciembre y por espacio de un año se encuentra bajo mando del general español Ignacio Martín Villalaín. España es el país que más efectivos aporta a la EUFOR, con 258 militares, según la web del Ministerio de Defensa. El grueso de esa aportación procede de la Armada. Martín Villalaín ha enviado en un comunicado el "más hondo pésame a las familias de las víctimas. Nuestros pensamientos están con ellos y nos sentimos profundamente tristes por su pérdida".

No es la primera vez que sucede un accidente de este tipo en Bosnia. En septiembre de 1997, 12 personas, entre ellos varios diplomáticos de Naciones Unidas, perecieron en otro siniestro.