Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Suiza devuelve al Estado mexicano 74 millones de dólares de las cuentas de Raúl Salinas

El hermano del ex presidente no pudo demostrar el origen lícito del dinero

Una larga investigación de 12 años sobre el origen de más de un centenar de millones de dólares depositados en Suiza por Raúl Salinas de Gortari, hermano del ex presidente mexicano Carlos Salinas (1988-1994), ha concluido con la decisión helvética de devolver al Gobierno de México más de 74 millones de dólares de origen supuestamente ilícito y otros tantos millones limpios de culpa a una empresa que acreditó su propiedad.

José Luis Nazar, abogado de Raúl Salinas, dijo que "ningún dinero se le devuelve a Raúl Salinas", quien "demostró [lo que] sostuvo desde el inicio, que el origen de los dineros provenía de algunos empresarios".

La Procuraduría General de la República (fiscalía) confirmó la versión del letrado y cortó toda posibilidad de que Salinas pueda reclamar el dinero, ya que los 74 millones de dólares serán depositados en la Tesorería de la Federación y "se aplicarán a favor del Gobierno de México". Aclaró que Salinas "no pudo acreditar el origen legal de estos recursos". Además, las autoridades helvéticas entregarán otros 74 millones de dólares a la empresa Lagness Investment Limited, que reclamó su propiedad y la acreditó en 2007.

Con la esperanza de recuperar los fondos, en 2003, la esposa de Salinas, Paulina Castañón, presentó un recurso sobre el dinero incautado, sin éxito. En 2006, la fiscalía tenía claro que Raúl Salinas no podría tocar ni un dólar de los depósitos de Suiza, ya que no había aportado pruebas de su legítimo origen.

Ahora se cierra así una vieja historia, que comenzó hace más de 12 años, cuando México pidió la retención cautelar de los fondos depositados por Salinas, quien desde entonces ha tenido que afrontar diversos procesos penales.

Raúl Salinas, conocido como El Hermano, ha sido acusado de ser el autor intelectual del asesinato de su ex cuñado Francisco Ruiz Massieu (1995), de lavado de dinero y de enriquecimiento inexplicable, aunque ha sido absuelto de todos estos delitos.

Los cargos por blanqueo de dinero procedente del narcotráfico quedaron en el olvido en julio de 1997, cuando un juez federal decidió dejar el proceso sin efecto por "falta de pruebas". Asimismo, Salinas se libró de una acusación de peculado.

El caso del dinero en Suiza llegó a la Corte de lo Penal de París, que también lo dejó sin efecto; en esta trama estaba imputado junto con su cuñada Adriana Lagarde.

Pero un comunicado de los tribunales helvéticos indicaba que "las autoridades mexicanas están llevando a cabo una investigación criminal sobre las actividades de Raúl Salinas y otros con relación a lavado de dinero y malversación de fondos públicos", pero la fiscalía mexicana no mencionó el tema. Las autoridades suizas recordaron que el caso comenzó en 1995, cuando quedaron congelados en bancos suizos unos 110 millones (que con el pago de intereses llegaron a sumar más de 130 millones) a solicitud mexicana.

Las autoridades suizas indican ahora que, con la conclusión del complicado caso Salinas, se "testimonia la firme voluntad de Suiza de oponerse a aquellos que utilizan su plaza financiera para fines delictivos y de restituir los fondos de origen criminal a las víctimas".

La fiscalía mexicana insistió en que con esta medida se ha logrado "la devolución a México de la totalidad del dinero asegurado a Raúl Salinas, cuya procedencia lícita no fue acreditada ante las autoridades suizas".