Los Veintisiete instan a continuar con la ratificación del Tratado de Lisboa

La mayoría de ministros de Exteriores piden seguir adelante con el proceso pese al 'no' irlandés.- Dublín pide soluciones conjuntas.- La Presidencia eslovena cree que la UE debe "reflexionar"

La mayoría de los ministros de Asuntos Exteriores de la Unión Europea, reunidos hoy en Luxemburgo, ha defendido continuar con el proceso de ratificación del Tratado de Lisboa en los ocho Estados miembros que todavía no se han pronunciado, incluido España, y mantener una reflexión para superar la crisis provocada en la agenda europea por el no irlandés.

"Europa necesita un poco de reflexión y análisis. No podemos ignorar lo ocurrido", ha declarado hoy el ministro esloveno de Exteriores, Dimitri Rupel, que ejerce la Presidencia europea. "Seria aventurado decir que vamos a volver a dar vida al Tratado de Lisboa cuando estamos ante un bloqueo", ha señalado Rupel a su llegada a la reunión.

Más información

El ministro irlandés de Exteriores, Michéal Martin, ha pedido que Europa busque soluciones de forma conjunta al resultado negativo del referéndum. "Hemos estado en esta situación antes y, colectivamente, los miembros de la UE han trabajado juntos para lograr una vía hacia adelante", ha afirmado Martin, quien ha reconocido que Europa está ante una "situación incierta" y que aún es muy pronto para plantearse celebrar una segunda consulta.

Martin considera "demasiado pronto" aventurar la posibilidad de una nueva consulta popular en Irlanda, similar a la que hubo en 2002, esa vez con resultado positivo, tras el rechazo de los irlandeses al Tratado de Niza en otro referéndum de 2001. El titular de Exteriores irlandés ha dicho que los ciudadanos irlandeses han votado "y su decisión tiene que ser respetada", pero también ha mostrado su comprensión a que otros países continúen sus procesos de ratificación por vía parlamentaria.

Confianza de Solana y Moratinos

Javier Solana, Alto Representante de la UE para Política Exterior y Seguridad Común, se ha mostrado más confiado. "Vamos a resolver este problema, no sé cómo desde el punto de vista práctico, pero lo vamos a resolver". En la misma línea, el ministro de Exteriores Miguel Ángel Moratinos, ha expresado su seguridad en que la UE "saldrá adelante". "Necesitamos que todos los Veintisiete puedan ratificar el Tratado de Lisboa y eso es lo que vamos a hacer", ha afirmado el ministro español. El responsable finlandés de Exteriores, Alexander Stubb, ha señalado que el Tratado de Lisboa "no está muerto" y que el proceso de integración europea "no se ha detenido".

El cometido de hoy del Consejo de Asuntos Generales y Relaciones Exteriores era preparar la cumbre de jefes de Estado o Gobierno que se celebrará en Bruselas a finales de esta semana y que ha pasado de ser un encuentro rutinario a convertirse en un cónclave de crisis. Los preparativos para la puesta en marcha a partir del 1 de enero de 2009 de las disposiciones del nuevo tratado van a sufrir un parón. En el aire han quedado de momento las nuevas reglas de funcionamiento, los órganos, los cargos, o el servicio diplomático europeo. Posiblemente, el calendario de ampliación de estados miembros, en el que Croacia es el primero de la lista, también pueda sufrir un retraso.

Ducha fría para la UE

Desde que se conoció el resultado del referéndum irlandés, se habían multiplicado los llamamientos de los responsables europeos a que continúe la ratificación parlamentaria en los ocho países que todavía no la han concluido: Reino Unido, República Checa, Suecia, Chipre, Italia, España, Holanda y Bélgica.

En este sentido, el ministro británico de Exteriores, David Miliband, ha reiterado el punto de vista de su Gobierno acerca de continuar con el proceso: "Creo que es muy importante que sigamos con la ratificación parlamentaria, porque cada país debe expresar su punto de vista" sobre el Tratado. "Sería una situación extraña si cada país tiene un punto de vista sobre el Tratado de Lisboa y los británicos rechazan examinarlo. Es importante que la opinión británica no quede en el limbo", ha afirmado Miliband.

El ministro de Exteriores italiano, Franco Frattini, ha reconocido que "es absolutamente prematuro una decisión improvisada" de los Veintisiete para salir del escollo y asegurado que el no irlandés supone "una ducha fría para Europa" aunque ésta "no se para". Frattini considera que el voto negativo en Irlanda se produjo "probablemente porque no hubo suficiente comunicación de la importancia de Europa".

La Presidencia eslovena ha confirmado que los procesos de ratificación continuarán en las próximas semanas y ha instado a "respetar los votos que se están celebrando", "Es muy importante en la UE respetar los derechos democráticos y la ley", ha señalado el ministro Rupel.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50