Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Al menos 16 muertos en una nueva ola de violencia en Irak

Un atacante suicida estrella un camión bomba contra la vivienda de un jefe policial de Bagdad y deja 13 muertos.- Tres soldados de EE UU mueren tiroteados en el norte del país

Un atacante suicida ha causado la muerte a al menos 13 personas y heridas a más de medio centenar en un atentado contra un jefe policial de Bagdad, mientras en otro incidente en el norte de Irak, hombres armados han tiroteado mortalmente a tres soldados estadounidenses.

El terrorista suicida ha estrellado un camión bomba contra la casa del general de brigada Nadhim Taeih, situada en el norte de Bagdad. La vivienda, según la policía, quedó destruida, al igual que otros edificios cercanos. Fuentes del Ministerio del Interior han indicado que uno de los fallecidos es un sobrino de Taeih y que entre los heridos hay más familiares suyos, aunque se desconoce si el jefe policial se vio afectado por la explosión.

En cuanto a los tres soldados estadounidenses que han perdido hoy la vida, el incidente ocurrió en la localidad de Hawija, 210 kilómetros al norte de Bagdad, donde fueron tiroteados con armas ligeras, según ha informado el Ejército de Estados Unidos. El mes pasado, el número de soldados estadounidenses muertos en Irak descendió a 19, la cifra mensual más baja desde que hace cinco años comenzó la guerra, que ya se ha cobrado 4.000 bajas en el Ejército.

Por otro lado, un portavoz del Ejército estadounidense, teniente coronel Steve Stover, ha informado de que, basándose en una información recibida, varios de sus soldados encontraron, junto con un grupo de policías iraquíes, los cadáveres en descomposición de entre diez y doce personas en una alcantarilla de la zona de Nuevo Bagdad. Los cuerpos sin vida, que podrían estar en la cloaca desde hace dos años, probablemente pertenecen a víctimas de la violencia sectaria.