Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gordon Brown acusa a la Junta birmana de dar un "trato inhumano" a su población

Francia asegura ante la ONU que los militares cometen un "crimen contra la humanidad"

El primer ministro británico, el laborista Gordon Brown, ha acusado a la Junta Militar que gobierna Myanmar de dar un trato "inhumano" a las víctimas del ciclón Nargis, que sacudió el país el pasado día 3 de mayo.

"Esto es inhumano. Nos hallamos ante una situación intolerable causada por un desastre natural", ha declarado Brown al Servicio Mundial de la cadena pública británica BBC. El primer ministro británico ha lamentado que el desastre se haya convertido en "una catástrofe provocada por el hombre debido al trato negligente e inhumano dado al pueblo birmano por un régimen que ni hace, ni permite a la comunidad internacional hacer".

La Junta Militar cifra las víctimas mortales causadas por el ciclón en 78.000 personas, la Cruz Roja eleva ese número a 128.000 y la ONU señala 100.000. La ONU trata de convencer al Gobierno de Birmania de que cambie de actitud ante las críticas internacionales a su inadecuada operación de ayuda a los millones de damnificados del ciclón.

La distribución de ayuda internacional se ha visto obstaculizada por las restricciones impuestas por la Junta Militar que gobierna el país desde hace más de cuatro décadas, que también ha limitado el número de visados otorgados a los cooperantes extranjeros.

"Crimen contra la humanidad"

Por su parte, los embajadores de Francia y Myanmar ante la ONU protagonizaron ayer una acalorada discusión ante la Asamblea General de la organización. El francés, Jean-Maurice Ripert, ha denunciado que la Junta militar está a punto de cometer un "crimen contra la humanidad" por no aceptar la ayuda enviada por los países extranjeros para los damnificados del ciclón Nargis, mientras que el birmano, Kyaw Tint Swe, ha acusado a Francia de enviar un buque de guerra al país asiático.

Ripert ha negado rotundamente que el barco enviado por Francia a Myanmar fuera un buque de guerra, sino que, aunque lo lleva la Marina francesa, contiene 1.500 toneladas de alimentos y medicamentos, así como barcas, helicópteros y unidades hospitalarias para atender a la población en el delta del Irrawaddy, ahora inundado a causa del ciclón.