Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La UE posterga para la próxima semana el debate sobre el retorno de los 'sin papeles'

Algunos Gobiernos quieren un texto más duro, con plazos de detención más largos.- Unas 300 personas se manifestan en el Parlamento

El Comité de Representantes de la UE, formado por los embajadores de los 27 países miembros, ha aparcado hasta la próxima semana la discusión del proyecto de la "directiva de retorno", que pretende armonizar los procedimientos de repatriación de los inmigrantes en situación irregular.

A pesar de que el proyecto ha levantado polémica por sus aspectos más duros, han sido algunos de los países con legislaciones conservadoras los que han pedido una aproximación a sus posiciones. Entre esos países, las primeras informaciones citan a Hungría, Grecia, Alemania, Austria, Polonia, Malta y Bélgica. Fuentes comunitarias han adelantado que España ha mantenido "una posición de equilibrio" y ha tratado de introducir más garantías en asuntos como la situación de los menores inmigrantes no acompañados, cuyo internamiento permite el borrador.

Once de los 27 países comunitarios han rechazado el texto acordado por la presidencia con representantes del Parlamento Europeo, diez de ellos porque querían endurecer algunas de las medidas del proyecto de directiva, que establece un período máximo de retención de seis meses, ampliables a 18 meses en casos excepcional. Alemania, Francia e Italia se alinearon con los paísescontrarios, lo que hizo imposible sumar la mayoría cualificada necesaria para respaldar la legislación, según han indicado fuentes comunitarias.

España formó parte del grupo dispuesto a sacar adelante el compromiso, que también debe ser aprobado por el pleno de la Eurocámara, han añadido las fuentes.

Actualmente llegan a la UE entre medio millón y un millón de inmigrantes sin permiso al año, situación en la que se encuentran unas ocho millones de personas. Mucho menos garantista que el proyecto de la Comisión de hace dos años y medio, la norma rebaja el control de las autoridades judiciales en los procesos de retención de los inmigrantes sin papeles. Según el texto, el internamiento "podrá ser decidido por las autoridades administrativas o judiciales" y dispondrán del control judicial "lo más rápidamente posible".

Ante las fuertes diferencias manifestadas en el debate, la

presidencia de turno eslovena ha dicho que estudiará cómo avanzar en esta directiva, que está en discusión desde hace casi tres años. Tanto si el Consejo como el PE introducen cambios en el texto acordado deberán negociarlos posteriormente con la otra institución.

En tanto, el debate se ha trasladado a la calle, donde unas 300 personas, entre ellas diputados de Los Verdes e Izquierda Unitaria Europea y miembros de organizaciones de apoyo a los sin papeles, se han manifestado ante el Parlamento en contra del proyecto de directiva sobre repatriación de inmigrantes irregulares.

El endurecimiento de las reglas

- Tiempo máximo de detención de los sin papeles. La propuesta de la Comisión Europea de 2005 establecía el límite en seis meses, exigiendo una revisión judicial mensual. La propuesta actual presentada por la presidencia eslovena eleva el límite máximo a 18 meses en casos especiales.

- Control de las detenciones. El borrador de 2005 exigía como regla general orden judicial previa a la detención. En casos urgentes se admitía una orden administrativa con confirmación judicial en 72 horas. Ahora se admite la administrativa como vía ordinaria, con confirmación judicial "lo antes posible".

- Menores no acompañados. La normativa anterior no contemplaba el caso. La actual autoriza su internamiento como "último recurso".

Más información