Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El presidente surafricano descarta que haya una crisis en Zimbabue

Thabo Mbeki afirma que la situación sólo se encuentra en "un punto muerto".-El primer ministro británico, Gordon Brown, advierte de que la comunidad internacional "está perdiendo la paciencia"

El presidente surafricano, Thabo Mbeki, ha considerado hoy que no se puede hablar de crisis en Zimbabue sino de "un punto muerto" tras las elecciones presidenciales del pasado 29 de marzo y ha abogado por tener paciencia respecto a la publicación de los resultados. Sin embargo, desde Londres, el primer ministro británico, Gordon Brown, ha advertido al presidente de Zimbabue, Robert Mugabe, de que "la paciencia" de la comunidad internacional "se está agotando".

Mbeki, que ha mantenido un encuentro de una hora en Harare con Mugabe, ha subrayado que la Comisión Electoral del país es el único organismo autorizado para dar a conocer los resultados. "Yo no describiría esto como una crisis. Es un proceso electoral normal en Zimbabue. Tenemos que esperar a que la Comisión Electoral de Zimbabue publique" los resultados, ha dicho Mbeki al término del encuentro.

Mbeki actuó como mediador precisamente el año pasado entre Mugabe y el opositor Movimiento para el Cambio Democrático (MDC), que ganó las elecciones parlamentarias y reivindica también las presidenciales.

Por su parte, Mugabe ha dicho a la prensa tras el encuentro que no acudirá a la cumbre de la Comunidad para el Desarrollo del Sur de África (SADC), que se celebra hoy en la vecina Zambia, porque tiene "otros negocios" que atender. Quien sí está previsto inicialmente que asista es el líder opositor, Morgan Tsvangirai.

Según ha explicado el secretario general del MDC, Tendai Biti, el partido pedirá a los dirigentes sudafricanos en la cumbre que planten cara a Mugabe, de 84 años y al que todavía ven como un héroe de la era de la liberación del colonialismo y que lleva 28 años en el poder. "Diremos a los dirigentes que deben plantar cara al dictador. Deben ser fuertes y hacer frente al dictador", ha afirmado Biti.

Brown presiona

No todos los líderes son tan pacientes como Mbeki. En Londres el primer ministro Brown ha dicho que "no puedo entender por qué lleva tanto tiempo anunciar el resultado" y ha asegurado estar "horrorizado por los signos de que el régimen ha recurrido de nuevo a la intimidación y la violencia".

El mandatario laborista ha subrayado que la comunidad internacional "estará vigilante" y se mantendrá al tanto de que nada "mine los esfuerzos para asegurar un resultado que refleje la voluntad democrática del pueblo de Zimbabue".

"Pero la paciencia de la comunidad internacional con el régimen se está agotando", ha afirmado.

Mugabe, que subió al poder en 1980 después de que Zimbabue se independizó precisamente de Reino Unido, ha restado importancia a las declaraciones de Brown. "Si Brown es el mundo, seguro, perderá la paciencia. Pero conozco a Brown como un pequeñísimo punto en este planeta".