La UE elimina los controles fronterizos en los aeropuertos con nueve países

El espacio Schengen se amplía a Estonia, Letonia, Lituania, Polonia, Hungría, República Checa, Eslovaquia, Eslovenia y Malta

El espacio Schengen se ha ampliado hoy a nueve países que entraron en la Unión Europea (UE) en 2004, con la eliminación de los controles fronterizos en los aeropuertos para los viajes entre los Estados que forman parte de la llamada Europa sin fronteras.

A partir de las 00:00 horas de hoy, domingo, y aprovechando el cambio horario de esta madrugada en la UE, Estonia, Letonia, Lituania, Polonia, Hungría, República Checa, Eslovaquia, Eslovenia y Malta se han sumado a todos los efectos al área europea de libre circulación de ciudadanos.

Estos países ya suprimieron el pasado diciembre los controles terrestres y marítimos, pero hasta anoche los mantenían en los aeropuertos. "El desmantelamiento de los controles en los aeropuertos es el paso final hacia un logro único e histórico", señala en un comunicado el comisario europeo de Transportes y vicepresidente del Ejecutivo comunitario, Jacques Barrot.

Miembros de la Europa sin fronteras

Actualmente, todos los países de la UE forman parte de Schengen excepto Irlanda y el Reino Unido -que han rechazado participar- y Chipre, Bulgaria y Rumanía -que aún no han completado los preparativos para levantar sus controles-. Además, dos Estados no comunitarios como Noruega e Islandia forman parte de la Europa sin fronteras, y está previsto que Suiza se incorpore este año.

El área Schengen, que lleva el nombre del pueblo luxemburgués en el que se firmó su creación, abarca ya a casi 405 millones de personas y 3,6 millones de kilómetros cuadrados. Su ampliación a los nuevos nueve países fue aprobada por los ministros europeos en noviembre del pasado año, tras verificar que todos cumplían con los requisitos establecidos.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites

Suscríbete aquí

Con la supresión de los controles en los aeropuertos, la UE confía en facilitar los viajes de los usuarios de las aerolíneas y reducir las colas en muchos aeropuertos europeos. El nuevo régimen beneficia también a los ciudadanos de terceros países que viajan dentro del espacio Schengen, pues podrán efectuar todos sus desplazamientos con un único visado.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50