Cinco años de cárcel por reclamar Derechos Humanos en China

Los jueces consideran que la petición incita a la subversión y mancha la imagen internacional del país

"Queremos Derechos Humanos, no Juegos Olímpicos" fue el título de la carta abierta que Yang Chunlin logró que 10.000 personas firmaran después de colaborar con un grupo de campesinos que protestaban por la expropiación de sus tierras, un tema candente en China. Hoy ha sido sentenciado a cinco años de cárcel bajo los cargos de incitar a la subversión y manchar la imagen del país.

Yang, un trabajador industrial en paro de la ciudad de Jiamusi (noreste de China) fue arrestado el 6 de julio de 2007. El tribunal admitió como prueba varios artículos críticos con la dictadura china que el activista había publicado en páginas de Internet. En el transcurso de su detención hasta que fue juzgado el pasado 19 de febrero, varias organizaciones de Derechos Humanos han denunciado que su familia ha siso intimidada y él mismo torturado en prisión, donde, afirman, fue atado a las cuatro esquinas de la cama y forzado a comer y evacuar en esta postura durante varios días. También fue forzado a presenciar como otros presos eran torturados de esta manera y a limpiar sus excrementos después.

Más información

Durante la vista, Yang alegó que sus acciones fueron encaminadas a defender a los campesinos, no a atacar al Gobierno: "¿Por qué tenemos que gastar miles de millones de yuanes [moneda china] en los Juegos Olímpicos?", preguntó al tribunal. "'Derechos Humanos, no Olimpiadas' es, de hecho, una expresión de mi pensamiento ¿Por qué no se me permite decirlo?", añadió. Desde hoy, dispone de diez días para apelar la sentencia.

La acción de Yang ha puesto nervioso al Gobierno chino, que busca transmitir con los Juegos Olímpicos una imagen de armonía y estabilidad social. Durante la reciente visita del ministro de Asuntos Exteriores británico al país, su homólogo chino, Yang Jiechi, declaró lo siguiente a los periodistas: "La gente disfruta de una amplia libertad de expresión en China. Nadie es arrestado por decir que los Derechos Humanos son más importantes que las Olimpiadas. Eso es imposible".

Lo más visto en...

Top 50