Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Barack Obama, en aprietos por los sermones incendiarios de su pastor

El candidato demócrata prescinde de Jeremiah Wright como asesor de campaña por sus polémicas opiniones sobre el racismo en EE UU y la política exterior del país

Los incendiarios sermones del pastor Jeremiah Wright han puesto en un serio aprieto al senador demócrata Barack Obama que trata ahora de distanciarse de su asesor espiritual, quien ha dejado de formar ya parte de su campaña. Varios discursos del reverendo rescatados hace poco han abierto un fuerte debate en EE UU y han comprometido la campaña del primer hombre negro con posibilidades de llegar a ser presidente de Estados Unidos.

Wright, el reverendo de Chicago de 66 años que casó a Obama, bautizó a sus dos hijas y fue artífice del título de su libro The Audacity of Hope (La audacia de la esperanza) ha sido una fuente de controversia durante los últimos meses. Aunque el punto álgido no llegó hasta esta semana, cuando varias cadenas de televisión estadounidenses retransmitieron fragmentos de algunos de sus sermones, en los que arremete contra EE UU por su comportamiento en la esfera internacional y por su racismo.

Las grabaciones de los sermones del pastor llevaban tiempo a la venta en la página web de la iglesia United Church of Christ pero no cobraron relevancia nacional hasta ahora. "Bombardeamos Hiroshima, Nagasaki y bombardeamos con armas nucleares a muchas más personas que los miles (que murieron) en Nueva York y el Pentágono y nunca nos hemos ni inmutado", aseguró Wright el domingo después de los atentados del 11-S. "Hemos respaldado el terrorismo de estado contra los palestinos y los negros de Suráfrica y ahora somos los indignados porque lo que hicimos se vuelve contra nosotros aquí", añadió entonces el pastor, que dio recientemente su último sermón y está a punto de jubilarse.

Obama se distancia

A esos comentarios se suman otros igualmente explosivos durante un discurso en la Universidad Howard (Washington) en el 2006. "Este país se fundó y está dirigido según un principio racista (...) Creemos en la superioridad blanca y en la inferioridad negra (...) más que en el propio Dios", dijo entonces, según un extracto que el equipo del republicano John McCain hizo llegar a la prensa y que el diario The Wall Street Journal publicó el viernes, informa desde Nueva York Yolanda Monge.

"Todas las declaraciones objeto de controversia (son declaraciones) que condeno vehementemente", dijo Obama el viernes, a lo que añadió que "de ninguna manera reflejan mis actitudes, y contradicen directmente mi profundo amor por este país".

En una carta al diario político en Internet The Huffington Post y una posterior entrevista en la cadena de televisión MSNBC, el senador por Illinois fue lo más lejos que había ido hasta ahora en distanciarse de las opiniones de su mentor religioso. Lo que Obama dejó claro es que "no repudiaba" a Wright como religioso y viejo amigo. El senador, que busca trascender las barreras raciales para convertirse en el primer presidente negro de EEUU insiste en que Wright nunca ha sido su asesor político, sino espiritual.

El distanciamiento de Obama de Wright no es algo tan nuevo. Una aparición del pastor en el acto en el que el senador como candidato a la presidencia quedó cancelada el año pasado en el último minuto. "Nunca ha sido mi consejero político", insistió el viernes Obama. "Ha sido mi pastor", puntualizó.

Debate en la prensa

Pero la polémica promete alentar el debate sobre la importancia del factor racial en la carrera por la Casa Blanca. Ese debate ya había ganado fuerza durante los últimos días a raíz de los comentarios de Geraldine Ferraro, que dimitió el miércoles del cargo honorífico en la campaña de la senadora demócrata Hillary Clinton tras decir que Obama "no estaría en la posición en la que está" si fuera blanco en lugar de negro.

El argumento, calificado de "absurdo" por Obama y varios comentristas, ha conseguido que el factor racial haya cobrado un protagonismo poco favorable para el senador por Illinois. Sin ir más lejos, el diario The New York Times publica este domingo un artículo en su revista dominical, que adelanta en su página web, con el título de ¿Cuál es la verdadera división racial.

El citado artículo recuerda que Obama ha ganado en estados rurales poco poblados, mientras que su contrincante se ha hecho con los estados más grandes e industrializados. El diario de Nueva York cree que la complejidad racial estadounidense puede explicar el fenómeno ya que que "Obama se presenta como el candidato cuya vida -su padre era negro y su madre blanca- encarna las nuevas complejidades raciales de la nación", pero el gran interrogante es si podrá ganar en los estados que encarnan esas mismas complejidades.