Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El partido de Bhutto y la Liga de Sharif acuerdan formar Gobierno en Pakistán

Los dos partidos vencedores de las elecciones legislativas pactan reincorporar a los jueces del Supremo purgados por Musharraf

El Partido Popular de Pakistán (PPP), el de la ex primera ministra asesinada Benazir Bhutto, ha acordado formar Gobierno con la Liga Musulmana-Nawaz (PML-N) del ex primer ministro Nawaz Sharif, el dirigente derrocado por el actual presidente, Pervez Musharraf. Además, ambos partidos han acordado reincorporar en sus puestos a los jueces del Tribunal Supremo destituidos por Musharraf por oponerse a que renovara su mandato como presidente. El presidente tendrá que cohabitar con un Gobierno que pide su marcha.

El líder del PPP, Asif Alí Zardari, viudo de Benazir Bhutto, y el del PML-N, Nawaz Sharif, han anunciado en rueda de prensa el acuerdo para formar Gobierno. El pacto reserva para el PPP el puesto de primer ministro y presidente del Parlamento, aunque aún no se han concretado los nombres. El PPP fue el partido más votado en las elecciones del pasado 18 de febrero, seguido por la Liga-N del ex primer ministro Sharif. La Liga Musulmana Q- del presidente Musharraf sufrió un severo varapalo en las urnas.

Además, tras una larga reunión que ha culminado varias semanas de negociaciones ambos líderes han anunciado su compromiso de reincorporar en su trabajo, en un plazo máximo de 30 días tras la formación del Parlamento, a los jueces del Supremo suspendidos de sus funciones tras el estado de excepción declarado por el presidente Musharraf el pasado 3 de noviembre de 2007. Para ello necesitan dos tercios de los 342 diputados del Parlamento, 229. El PPP cuenta con 120, por 90 de la Liga-N. A ellos podría sumarse el Partido Awami, que tiene 13, con lo que juntos sumarían 223 escaños.

Estos jueces, encabezados por el presidente del tribunal, se opusieron a que el presidente renovara su mandato por ostentar la condición de militar. Musharraf, en respuesta, decretó el estado de excepción y destituyó a varios jueces, incluido el presidente del Supremo, que permanece desde entonces en arresto domiciliario.

Histórico

Zardari ha calificado el acuerdo de "histórico" y ha señalado que espera que Pakistán se pueda mantener "en el camino de la democracia a pesar de los graves problemas que afronta". Además, tanto Zardari como Sharif han reclamado al presidente que convoque "lo antes posible" la primera sesión plenaria del nuevo Parlamento.

Sharif ha vuelto a insistir que Musharraf "debe aceptar el veredicto de la gente" y lo ha tachado de "presidente ilegal e inconstitucional". "Hemos tenido suficiente, no hay espacio para la dictadura en este país, tiene que marcharse ya", ha clamado Sharif, que opina que Musharraf ha añadido "problemas a Pakistán" y que se debe "permitir al nuevo Gobierno elegido dirigir al país de manera democrática".

En la declaración no se ha hecho ninguna referencia al nombre del primer ministro ni se ha especificado el reparto de carteras ministeriales, y fuentes citadas por la cadena privada Dawn han asegurado que estas negociaciones tendrán lugar durante esta semana. De momento, el actual vicepresidente del PPP, Amin Fahim, se presenta como el candidato favorito a primer ministro.