Once muertos en un tiroteo en los suburbios de Río de Janeiro

La policía abate a seis supuestos delincuentes que abrieron fuego desde las casas de una favela

Un tiroteo en un suburbio de Río de Janeiro se ha saldado con la muerte de 11 personas, de las que al menos seis eran supuestos delincuentes, según ha informado la Policía Militar.

Los sospechosos, junto a otras dos personas que, al parecer, consiguieron huir saltando por los tejados de las viviendas, se encontraban en dos vehículos en el suburbio de Todos los Santos, y llamaron la atención de la policía cuando pasaron frente a una patrulla en Grajaú, un barrio de la zona norte de la ciudad.

Con la llegada de refuerzos policiales, consiguieron cercarlos, los ocho hombres abandonaron los automóviles que ocupaban y penetraron en diferentes residencias en Todos los Santos, en las que se registaron los tiroteos.

La policía informó de que ninguno de los habitantes de las residencias sufrió heridas o llegó a ser tomado como rehén.

Un policía abatido a balazos

También esta noche, en una concurrida autopista que conecta el centro con los suburbios del norte y oeste de la ciudad, fue asesinado a balazos un sargento de la policía militar, que trabajaba como escolta del secretario de Seguridad Pública del estado de Río Janeiro.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

El sargento Natan Evaristo da Silva, que formaba parte del equipo de seguridad del secretario José Mariano Beltrame, fue acribillado dentro de su automóvil, que ha recibido hasta 80 disparos, aparentemente al oponerse a un robo.

"Nosotros hemos logrado anticiparnos a varias acciones criminales, pero no logramos anticiparnos a todas", dijo Beltrame a los periodistas durante el entierro de da Silva.

Hoy por la mañana también fueron localizados cuatro cadáveres dentro de un vehículo abandonado en la entrada de la favela Vila do Joao, en el llamado complejo das Maré, una de las más peligrosas barriadas de la zona norte de la ciudad.

Según la policía las víctimas habían sido "ajusticiadas" en un aparente ajuste de cuentas entre bandas de narcotraficantes rivales.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS