Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Lluvia de doláres para después del 'supermartes'

Clinton pone de su bolsillo 5 millones de doláres para su campaña mientras Obama recauda 3 millones a través de Internet

Barack Obama y Hillary Clinton han comenzado a preparar la decisiva recta final de su carrera por la candidatura demócrata para la Casa Blanca. Según publica el diario The New York Times, Clinton ha puesto de su bolsillo 5 millones de dólares (3,4 millones de euros) para su campaña de cara a las próximas citas electorales, mientras su contrincante, Obama, ha conseguido recaudar 3 millones de dólares (1,4 millones de euros) en un solo día tras el supermartes.

Ambos candidatos necesitan una nueva inyección económica después del desgaste previo a la gran jornada del pasado martes. Según el director de campaña del senador Obama, David Plouffe, la recaudación llegó "justo después del cierre de los colegios electorales" y muchas donaciones se hicieron a través de Internet. Con este nuevo paquete económico, el senador por Illinois podría superar en febrero los 32 millones de dólares (21,8 millones de euros) recaudados durante el pasado mes de enero. Una cifra muy superior a los 13 millones conseguidos por el equipo de Clinton y que evidencia que Obama cuenta con gran apoyo popular.

También se deja ver este apoyo en la manera de actuar de en el otro bando demócrata. La senadora por Nueva York ha tenido actuar de urgencia y ha dejado de su propio bolsillo 5 millones de dólares para impulsar su candidatura.

Diversos medios estadounidenses se han hecho eco de una carta enviada por Clinton a importantes miembros de su candidatura donde asegura que "dona" esa cantidad para hacer frente a las cruciales votaciones de las próximas semanas. Los primeros sondeos indican que Obama tiene más posibilidades de ganar en las próximas primarias.

Sigue la carrera

Mientras tanto, quedan primarias en más de veinte estados donde se juegan más de 900 delegados. La cita más inmediata es este sábado con los comicios en los estados de Washington, Louisiana, Nebraska y las Islas Vírgenes, donde están en juegos 204 delegados. Tres días después, serán 237 los que Clinton y Obama se tendrán que disputar en Maryland, Virgina y el Distrito de Columbia.

Desde el Partido Demócrata, su presidente, Howard Dean, ha hecho un llamamiento a ambos aspirantes. La estrecha diferencia entre los dos y la repercusión mediática de su disputa electoral son motivos de preocupación para el presidente demócrata que ha recomendado que la lucha política entre Clinton y Obama no se alargue hasta la Convención Nacional del próximo agosto. En declaraciones a una cadena de televisión neoyorquina, Dean ha reconocido que espera que la disputa se resuelva "entre marzo y abril" y, de no ser así, asegura que "no sería bueno para nosotros" alargar la elección hasta verano mientras los republicanos pueden concentrarse en impulsar la más que segura candidatura de John McCain.