Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Magnicidio en Pakistán

El hijo de Bhutto y su padre liderarán el Partido del Pueblo de Pakistán

La familia y la cúpula del partido de la líder asesinada se reúnen en Naudero y eligen a Makdoom Amin Fahim, vicepresidente del PPP, como candidato a primer ministro.- La Liga Musulmana de Pakistán, la formación de Pervez Musharraf, suspende su campaña electoral

El hijo de Benazir Bhutto, Bilawal, y su padre, Asif Zardari, liderarán el Partido Popular de Pakistán (PPP) tras la muerte de la líder asesinada, según ha comunicado uno de los miembros del partido. Ambos compartirán la silla de jefatura de la formación después de que la familia y la cúpula del partido de Bhutto se hayan reunido hoy en Naudero, en la provincia sudoriental de Sindh. Por el momento, el viudo de Bhutto ha informado que Makdoom Amin Fahim, vicepresidente del PPP, será el candidato a primer ministro ya que fue "el deseo expresado por Benazir en su testamento político".

"Se ha decidido que Bilawal sea el presidente y que el señor (Asif Ali) Zardari sea copresidente", ha dicho uno de los portavoces. El anuncio se ha hecho público tras la reunión de los altos mandatarios de la formación política y la celebración de los ritos funerarios por la líder opositora, donde se han congregado miles de seguidores. Bilawal, de 19 años, ha leído el testamento político que dejó su madre, con instrucciones que dictó para su partido en caso de su muerte. Se barajaba que Bilawal, pese a su juventud, podía tomar el mando del partido que ya presidió su madre y su abuelo, Zulfikar Ali Bhutto, fundador de la formación en 1967. Sin embargo, muchos analistas apuntaban que el actual vicepresidente, Amín Fahim, era el mejor candidato. De esta manera, el hijo de Bhutto y su marido compartirán el liderazgo del Partido Popular de Pakistán, aún cuando la impopularidad del viudo es latente por sus escándalos de corrupción cuando ya gobernó su difunta mujer en los noventa.

El PPP se reestructura en un día en el que su principal adversario político, la Liga Musulmana de Pakistán-Q (PLM-Q), ha dejado entrever el aplazamiento de las elecciones previstas para el 8 de enero y ha decidido suspender su campaña electoral. Por su parte, el PPP ha anunciado que concurrirá a los comicios.

El secretario de Información del partido gobernante pro Musharraf, la Liga Musulmana de Pakistán-Q, Tariq Azim, ha insinuado hoy que las próximas elecciones presidenciales probablemente serán aplazadas unos tres o cuatro meses, y que el anuncio del cambio de fecha podría conocerse en las próximas 24 horas.

Azim, que está dentro del entorno de Musharraf, ha considerado que los comicios perderían credibilidad al estar de luto el partido de Bhutto por el asesinato de su líder, la ex primera ministra Benazir Bhutto, y por los llamamientos a boicotear las elecciones por parte de otros partidos políticos. Asimismo, Liga Musulmana de Pakistán se reunirá el próximo 1 de enero para decidir si participa en las elecciones del día 8, mientras mañana la Comisión Electoral tomará una decisión sobre los comicios.

Mientras tanto, el partido de Nawaz Sharif ya ha confirmado que concurrirá en los comicios.

La investigación del crimen

Según estas fuentes, el Ejecutivo va a informarle del nombramiento de un juez del Supremo para que supervise una investigación judicial del atentado contra Bhutto, después de que ayer el PPP cuestionara la versión oficial sobre la causa de su muerte y la autoría del ataque. EE UU instó ayer a Musharraf a llevar a cabo una investigación exhaustiva del atentado y el Reino Unido le ofreció la ayuda de sus expertos, como reclama el PPP.

Mientras, el país sigue en situación de máxima tensión por los disturbios desatados por el fallecimiento de Bhutto, que han causado, según el último balance oficial, ofrecido ayer por la mañana, la muerte de 38 personas y heridas a medio centenar. La pasada madrugada se registró un atentado fallido contra un miembro del partido gubernamental, el ex ministro de Asuntos Religiosos Ejaz ul-Haq, cerca de su residencia en el área de Haroonabad, en la localidad oriental de Bahawalnagar, según la Policía distrita.

Dos presuntos terroristas suicidas se aproximaron a la residencia en una motocicleta y murieron al explotar prematuramente las bombas que portaban. La Policía sospecha que Ul-Haq, que se encontraba ya fuera de la vivienda a unos 500 metros de distancia, era el objetivo de los presuntos terroristas. Además, esta mañana miles de seguidores de la ex primera ministra asesinada se han concentrado ante la vivienda familiar de Bhutto, donde han lanzado proclamas contra Musharraf.