Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un portavoz de Benazir Bhutto reitera que ésta fue alcanzada por una bala

Desmiente la versión del Gobierno, que habla de un "golpe" causado por la onda expansiva y ofrece la exhumación del cadáver.- Al Qaeda niega su autoría

¿Qué mató a Benazir Bhutto? Con el cadáver recién enterrado de la ex primera ministra de Pakistán, asesinada en el curso de un atentado en Rawalpindi el jueves, las conjeturas sobré qué la mató (y quién está detrás del magnicidio) añaden incertidumbre al futuro del país: una potencia nuclear amenazada por el islamismo radical y clave para la pacificación de Afganistán.

Mientras que ayer el Gobierno de Pervez Musharraf afirmó que Bhutto había fallecido por un golpe al ser desplazada por la onda expansiva de la explosión que causó un terrorista suicida, y que mató a una veintena de personas, hoy un portavoz de Bhutto ha reiterado que al menos una bala alcanzó a la líder de la oposición.

No ha habido autopsia de Bhutto, dice el Gobierno que porque nadie la solicitó, y en las últimas horas han sido difundidas nuevas imágenes y vídeos de los instantes previos al atentado, así como fotos médicas.

En el vídeo se aprecia cómo una mano surge entre la multitud empuñando una pistola que abre fuego.

Las imágenes muestran el techo del vehículo de Bhutto (a través del cual ésta saludaba a la muchedumbre antes de morir), así como el interior del mismo ensangrentado y con los zapatos de Bhutto.

Las fotos médicas consisten en una radiografía del cráneo de la ex primera ministra con contusiones, según los médicos, así como imágenes de la cabeza del presunto terrorista suicida que se hizo explotar.

La última aportación ha venido de una de las personas que ayudó preparar el cuerpo de Bhutto para el entierro. Según el relato de esta ayudante, la líder paquistaní fue disparada en la cabeza. De esta manera, echaría por tierra la versión oficialista del Gobierno.

"Ella tenía una herida de bala en la parte de atrás de su cabeza y no dejó de sangrar incluso cuando preparamos su cadáver", ha dicho Sherry Rehman, portavoz de los aliados de Bhutto. Rehman además ha dicho que viajaba en el coche siguiente al de la ex primera ministra en el momento del atentado y sufrió varias heridas.

Ante las dudas expresadas por los partidarios de Bhutto, el Gobierno paquistaní ha terminado por ofrecer una exhumación del cadáver para hacerle la autopsia, aunque ha defendido las conclusiones del análisis médico que determinó que la causa de su muerte fue una fractura craneal producida por un fuerte golpe con la palanca del techo solar del vehículo.

Al Qaeda rechaza la autoría

Por otra parte, entre los posibles autores del magnicidio, Estados Unidos baraja la hipótesis de Al Qaeda. Pakistán ha acusado directamente a esa organización terrorista. Esta mañana, sin embargo, un portavoz de los terroristas ha negado dicha implicación. Maulana Mohamed Umer, ha calificado estas acusaciones de "propaganda gubernamental". "Lo negamos firmemente. Baitulá Mehsud [líder de Al Qaeda en Pakistán] no está implicado en el asesinato de Benazir Bhutto".

"Yo responsabilizaría a Musharraf"

La ex primera ministra paquistaní Benazir Bhutto, en una premonición de lo que podría pasar, envió hace dos meses un mensaje a su portavoz en Estados Unidos para que se lo hiciera llegar a la CNN en el que afirma que si mueriese el presidente paquistaní, Pervez Musharraf, debía cargar con parte de la culpa. Bhutto, asesinada el jueves en un atentado suicida en Rawalpindi, escribió un correo electrónico a su portavoz en Washington, Mark Siegel, el 26 de octubre, tan sólo ocho días después de su regreso a Pakistán, quejándose de su seguridad y pidiéndole que lo hiciera llegar al periodista de la CNN Wolf Blitzer para que éste lo hiciera público sólo si fallecía.
"Yo responsabilizaría a Musharraf", afirma Bhutto, que denuncia que el Gobierno no haya establecido medidas especiales para garantizar su seguridad tras los atentados contra su cortejo el día de su llegada que dejaron más de 120 muertos, aunque ella salió ilesa. "No pasará nada, si Dios quiere", escribe Bhutto en su correo a Siegel, amigo personal desde hace años. "Sólo quería que supieras que si ocurre además de los nombres de mi carta a Musharraf del 16 de octubre, responsabilizaría a Musharraf". "Sus subordinados han hecho que me sienta insegura", añade el breve texto. Blitzer había accedido a no publicarlo antes de recibir el mensaje, pero una vez lo vio pidió a Siegel poder hacerlo público. En cambio, el portavoz de Bhutto insistió en que sólo debía salir a la luz si ésta fuera asesinada. Según Siegel, el periodista de la CNN fue el único en recibirlo junto con el diputado demócrata Steve Israel.

Más información