Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El ex ministro Defensa venezolano tacha de "golpe de Estado" a la reforma constitucional

Raúl Isaías Baduel, un aliado del presidente Hugo Chávez, llama a rechazar el proyecto que será votado el 2 de diciembre

El ex ministro de Defensa venezolano y general retirado, Raúl Isaías Baduel, ha afirmado hoy que la reforma constitucional impulsada por el presidente Hugo Chávez es un "golpe de Estado" y ha llamado al país a rechazarla en el referendo convocado para el 2 de diciembre. Baduel es considerado el artífice del regreso al gobierno de Chávez tras su breve derrocamiento en abril de 2002, y ejerció como ministro de Defensa hasta el pasado 7 de julio, cuando pasó a retiro y fue sustituido por Gustavo Rangel Briceño.

"Manifiesto públicamente mi rechazo a esta reforma (...) los ciudadanos deben acudir de manera cívica" al referendo, porque el voto "es el arma que tenemos para evitar este fraude constituyente en marcha", ha declarado Baduel en rueda de prensa.

De ser aprobada en el referendo, la reforma impulsada por Chávez "estaría consumando en la práctica un golpe de Estado, violando de manera descarada el contenido de la misma Constitución" de 1999, ha afirmado.

Según Baduel, los poderes Ejecutivo y Legislativo están usurpando funciones que no les corresponden al intentar imponer "graves" e "innecesarios" cambios constitucionales, que son "regresivos, le quitan poder al pueblo, limitan los derechos fundamentales y alteran los fundamentos del Estado".

"No es una reforma constitucional, no es una revisión (...) es una transformación del Estado", por lo que debió ser asumida por una "Asamblea Nacional Constituyente", ha afirmado. La propuesta "despoja a los ciudadanos de sus derechos y da al Ejecutivo poderes que lo hacen incontrolable", ha agregado.

El general retirado ha afirmado que el proyecto también "promueve la polarización y contribuye al enfrentamiento de los venezolanos" porque se ha presentado "en torno a una ideología" cuando una Constitución "debe ser un pacto social". Los venezolanos, afirmó, deben exigir al Gobierno que "aclare a qué socialismo" se pretende conducir a Venezuela.

El proyecto de reforma modifica 69 artículos de los 350 que conforman la Constitución reformada ya por Chávez en 1999.