Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"Al Qaeda está regenerando su capacidad de atacar"

El director del FBI advierte en Nueva York de que la organización terrorista se adapta a las nuevas tácticas para enfrentarse a ella

El director del FBI, Robert Mueller, ha explicado en Nueva York que la organización terrorista Al Qaeda sigue activa y se adapta a los cambios y a los avances en la lucha contra ella. "En el pasado, se dijo que el santuario de Al Qaeda en Afganistán había sido desbaratado, sus financias perjudicadas, sus comunicaciones mermadas y su jerarquía difuminada. Hoy, el horizonte parece diferente", ha indicado Mueller durante una conferencia en el Council on Foreign Relations.

El director de la Oficina Federal de Investigación (FBI) añadió que, así como esa agencia federal ha cambiado y desarrollado nuevas tácticas para enfrentarse a Al Qaeda, esta organización "también se ha adaptado" a ello. "Ahora nos enfrentamos a una amenaza a tres niveles", destacó Mueller, quien llegó a la dirección del FBI el 4 de septiembre de 2001, una semana antes de los ataques terroristas a EE UU en aquel año.

Situó en el nivel más alto de esa supuesta escala a la organización tradicional de ese grupo terrorista, que ha hallado nuevos santuarios en áreas sin gobierno, tribales y fronterizas de Pakistán. "Como consecuencia, Al Qaeda está regenerando su capacidad de atacar", indicó Mueller.

En el nivel medio -"quizás el más complejo", según el director del FBI- se hallan grupos pequeños que tienen algunos vínculos con una organización terrorista establecida, que pueden recibir algún entrenamiento o financiación de ella, pero que siguen mayormente su propia dirección, como si se tratara de "franquicias" de Al Qaeda. Esos grupos "son un híbrido" de radicales locales y de conspiradores más sofisticados, y son difíciles de rastrear, según Mueller. "Esa tendencia continúa. El arresto a comienzos de este mes de pequeños grupos en Dinamarca y Alemania son buenos ejemplos", añadió.

El tercer nivel de amenaza reside en "extremistas locales y radicalizados", que no tienen una afiliación formal a Al Qaeda "pero que se inspiran en su mensaje de violencia". Según Mueller, en esta era de la información "no se necesitan campos de entrenamiento para convertirse en un terrorista: todo lo que se necesita es una conexión a Internet". Para Mueller, la red cibernética "es la nueva frontera del terrorismo, que ofrece inspiración persuasiva e instrucciones prácticas".

Información y colaboración

"Nuestros adversarios están evolucionando y también nuestras tácticas. Debemos anticipar que los terroristas intentarán obtener armas de destrucción masiva, pero también que convertirán automóviles en bombas y los llevarán al interior de aeropuertos ", explicó, entre otras modalidades de amenazas.

Un aspecto clave para contrarrestar ese panorama es, dijo, la información que se consigue interceptando comunicaciones y con recursos humanos, para conocer lo que están planeando esos grupos terroristas. Añadió que el arma mas efectiva para hallar y neutralizar a esos grupos es la colaboración de la agencia que dirige con otras entidades antiterroristas dentro y fuera de Estados Unidos.

"Buscamos lideres terroristas en bases extranjeras, pero también actores solitarios en sótanos urbanos y grupos pequeños pero sofisticados que quieren realizar ataques terroristas en todo el mundo", indicó el director del FBI en otro momento de su intervención, y recalcó que "ninguna agencia o país puede hacerlo solo".

EE UU mata a un alto cargo de Al Qaeda en Irak

Uno de los más importantes líderes de Al Qaeda en Irak, Abu Osama Al Tunisi, murió el pasado martes durante un ataque aéreo estadounidense al sur de Bagdad, según ha informado el mando central de Estados Unidos. Al Tunisi, conocido como El tunecino ayudaba a introducir terroristas en el país, según ha indicado el comandante general Joseph Anderson.

Al Tunisi estuvo relacionado con el secuestro y asesinato de soldados estadounidenses en Irak el año pasado. El ataque contra el líder de Al Qaeda acabó con la vida de otros dos sospechosos de terrorismo muertos, ya que la vivienda en la que los tres se habían reunido fue alcanzada por el bombardeo de un caza F-16 estadounidense, según las mismas fuentes.

Más información