Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Encerrados en la Zona Verde de Bagdad

EE UU suspende los movimientos de sus diplomáticos después de que Irak retirara el permiso a la mayor firma de seguridad encargada de proteger a los empleados del Departamento de Estado en el país

La embajada de Estados Unidos en Bagdad ha decidido suspender cualquier movimiento de diplomáticos fuera de la 'zona verde' de la capital iraquí, después de que el Gobierno del país retirara la licencia a la firma de seguridad privada estadounidense Blackwater USA, que tiene un contrato para proteger todos los empleados del Departamento de Estado norteamericano.

El Ejecutivo iraquí ordenó el pasado lunes la salida de los agentes de Blackwater USA, después de que ocho civiles iraquíes fallecieran el día anterior en el tiroteo que siguió a la explosión de una bomba dirigida contra un convoy del Departamento de Estado norteamericano. El Gobierno ha anunciado que revisará las licencias de todas las firmas de seguridad que trabajan actualmente en el país.

"Esta suspensión [de los desplazamientos] entra en efecto para evaluar la seguridad y procedimientos de la misión, así como del posible aumento de amenaza para el personal que viaja con destacamentos de seguridad fuera de la Zona Internacional", ha informado la embajada en un comunicado.

El ministerio de Interior

La suspensión de los movimientos podría entorpecer bastante las acciones de los diplomáticos estadounidenses. La mayoría de las instituciones iraquíes se encuentra dentro de la Zona Verde, el área protegida por el Ejército de Estados Unidos situada en el centro de Bagdad, aunque al menos un ministerio, el de Interior, se encuentra fuera de este cinturón, según cuenta la cadena británica BBC.

El portavoz del Ministerio de Interior iraquí, Abdul Karim Jalaf, ha explicado entonces que ocho civiles murieron y otros 13 resultaron heridos, después de que contratistas -que presuntamente trabajaban para Blackwater USA- abrieran fuego contra ellos en el barrio de mayoría suní de Mansur.

"Hemos cancelado la licencia de Blackwater y les hemos prohibido que trabajen en todo el territorio iraquí", explicó el portavoz, al tiempo que señaló que "trasferirán a aquellos implicados (en los asesinatos de civiles) a las autoridades judiciales iraquíes".

Sin embargo, la firma de seguridad privada se defendió alegando que sus empleados actuaron de forma "heroica" y simplemente se defendieron cuando el convoy que protegían fue atacado. Los agentes actuaron "legal y apropiadamente en respuesta a un ataque hostil en Bagdad", señaló la compañía en un comunicado.