Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Brasil tiene 15 millones de armas ligeras

Small Arms Survey alerta de la violencia en el país latinoamericano

Brasil acumula 15 millones de pistolas y otras armas ligeras, según el informe anual de Small Arms Survey, la principal entidad de supervisión de las armas ligeras en el mundo, con sede en Ginebra. El país latinoamericano, donde cada año se comenten 45.000 homicidios, es el octavo del planeta con mayor número de estas armas y las víctimas de la violencia superan en número a las de las guerras de África, Asia y América Latina.

Según el informe de Small Arms Survey, sólo el diez por ciento de los homicidios acaban siendo juzgados y los responsables, condenados. Small Arms Survey también destaca que el 80 por ciento de las armas que acaban en manos de traficantes de drogas proceden de la policía o que Brasil es el segundo mayor exportador de armas para Venezuela.

Para Keith Krause, el director de Small Arms Survey, que este año centra en Brasil sus investigación anual, el origen de la violencia que golpea Brasil se encuentra en la grave situación de injusticia social que vive el pais, junto con la rápida urbanización del mismo, que en poco tiempo lo ha convertido de fundamentalmente rural en urbano.

El número de homicidios en Brasil es muy significativo y sigue aumentando: si en 1982 el índice era de siete muertes por cada 100.000 habitantes, en 2002 subió a 21 fallecidos por 100.000 personas. La entidad suiza estima que cada año se perpetran en Brasil 45.000 homicidios.

El estudio demuestra que los varones tienen una probabilidad 17 veces mayor de morir violentamente que las mujeres. El mayor número de víctimas de la violencia se cuenta entre los desempleados y en la franja de edad de 19 a 25 años; la mayoría de esas víctimas son negros o mestizos.

El estudio compara a la ciudad de Río de Janeiro con Uganda, donde la mayor parte de las armas en manos de los criminales proceden de la policía o son robadas. Un referéndum promovido por el gobierno del presidente Luiz Inácio Lula da Silva en 2004, para desarmar a la población civil fue rechazado por una gran mayoría de la población, que temía desarmarse mientras los criminales se arman cada vez más y persiste la desconfianza en una policía corrupta.

El país con mayor número de armas sigue siendo, sin embargo, Estados Unidos, con 270 millones.