Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El jefe del Estado Mayor estadounidense pedirá la retirada de la mitad de las tropas de Irak

Peter Pace pretende reforzar la capacidad de las fuerzas armadas para hacer frente a otras amenazas

El jefe del Estado Mayor estadounidense, Peter Pace, planteará al presidente George W. Bush la retirada en los próximos meses de casi la mitad de las tropas actualmente desplegadas en Irak, ha informado hoy el diario Los Ángeles Times. Según los funcionarios citados por el periódico, "es de importancia estratégica reducir los efectivos en Irak para reforzar la capacidad de las fuerzas armadas para responder ante otras amenazas".

Se trata de "un punto de vista compartido por el secretario de Defensa, Robert Gates", y que Pace comunicaría a Bush en una reunión que se celebrará a mediados de septiembre.

Al máximo jefe militar estadounidense le gustaría retirar aproximadamente la mitad de las 20 brigadas de combate desplegadas en Irak. De tal modo que la presencia militar de Estados Unidos quedaría por debajo de los 100.000 efectivos, frente a los 162.000 de la actualidad.

La opinión de Pace chocará, previsiblemente, con el informe que el comande del mando militar estadounidense en Irak, el general David Petraeus, presentará ante el Congreso dentro de dos semanas. Durante su intervención, lo más probable es que Petraeus abogue por el mantenimiento, al menos hasta finales de 2008, del nivel actual de fuerzas en Irak.

Esta postura coincidiría con la de la Casa Blanca. Bush volvió a insistir ayer en la necesidad de perseverar en los esfuerzos militares por acabar con la resistencia suní, eliminar la violencia sectaria e imponer la estabilidad política en Irak.

Parecería, sin embargo, que los miembros del Estado Mayor discreparían en ciertos aspectos de la estrategia Bush, ya que consideran que la guerra en Irak "ha deteriorado la capacidad de las fuerzas armadas estadounidenses de afrontar, si hace falta, otras amenazas, como la de Irán", ha revelado un alto cargo citado por Los Ángeles Times.

El senador republicano John Warner, miembro de la Comisión de las Fuerzas Armadas, también instó ayer a Bush a que emprenda la retirada de tropas en septiembre. Una urgencia de fechas, solo planteada hasta ahora en el Congreso por miembros del Partido Demócrata.

Una reducción inmediata en las tropas estadounidenses, como proponen muchos demócratas en el Congreso, fue apoyado firmemente ayer por un senador republicano clave, John Warner, miembro de la Comisión de las Fuerzas Armadas, quien instó a Bush a comenzar la retirada en septiembre.

Pace será relevado a finales de septiembre como jefe del Estado Mayor por el actual jefe de la Armada, el almirante Michael Mullen. El almirante también su preocupación ante los efectos nocivos de las continuas y duras exigencias que la guerra en Irak supone para el Ejército, siempre según el Los ?ngeles Times.

Los últimos tiempos, los portavoces del Estado Mayor han insistido cada vez más en la necesidad de permitir que los efectivos del Ejército y de la Infantería de la Marina pasen más tiempo en Estados Unidos entre un despliegue en Irak y otro.

Esto es recomendable, creen, no sólo para el descanso sino también para que los militares puedan entrenarse para hacer frente a otros retos, además de la lucha contra los insurgentes en Irak.