La justicia argentina declara inconstitucionales los indultos que beneficiaron a los represores de la dictadura

El fallo sienta jurisprudencia para los indultos concedidos a represores del régimen castrense

La Corte Suprema de Justicia de Argentina ha declarado hoy la inconstitucionalidad de los indultos que beneficiaron a condenados, procesados o acusados de delitos de lesa humanidad cometidos durante la dictadura militar (1976-83).

La resolución del máximo tribunal se refiere al perdón otorgado en 1989 al ex general Santiago Riveros, si bien el fallo sienta jurisprudencia para el resto de los indultos concedidos a represores del régimen castrense, han informado fuentes judiciales. Portavoces de la Corte Suprema han confirmado que la anulación del indulto fue apoyada por cuatro de los siete integrantes del máximo tribunal. En su sentencia, la Corte ha puntualizado que "los delitos de lesa humanidad, por su gravedad, son contrarios no sólo a la Constitución Nacional, sino también a toda la comunidad internacional".

Desde la anulación en 2003 de las denominadas "leyes del perdón" que beneficiaron a miembros de la dictadura, varios jueces habían declarado inconstitucionales los indultos decretados en su día por el entonces presidente argentino, Carlos Menem (1989-1999).

La Corte Suprema ha basado su decisión en fallos anteriores del propio alto tribunal, que ya había establecido que los delitos de lesa humanidad, como las violaciones de los derechos humanos, no prescriben ni pueden ser amnistiados.

En septiembre de 2006, el máximo tribunal penal de Argentina, la Cámara de Casación, había anulado uno de los indultos que, bajo el pretexto de "reconciliar y pacificar" al país, Menem concedió a militares y miembros de las fuerzas de seguridad condenados o acusados por violaciones de los derechos humanos.

Hasta entonces, sólo jueces de primera y segunda instancia declararon inconstitucionales los indultos, y en 2005 la Corte Suprema había evitado pronunciarse sobre el asunto al argumentar que era la Cámara de Casación la que primero debía emitir su opinión.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

Entre 1989 y 1990, Menem indultó tanto a militares y miembros de las fuerzas de seguridad acusados de cometer delitos durante la dictadura como a dirigentes de grupos guerrilleros que actuaron en Argentina durante la década de los años 70 del pasado siglo.

La nulidad de los perdones dictada hoy por la Corte abarca sólo a los decretos que beneficiaron a militares e integrantes de fuerzas de seguridad y no a los civiles que participaron en hechos de violencia durante la "guerra sucia" contra la subversión.

El general Santiago Omar Riveros, en una fotografía de archivo de abril de 2001.
El general Santiago Omar Riveros, en una fotografía de archivo de abril de 2001.AP

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS