Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los Veintisiete pactan los términos para un nuevo Tratado

Los líderes europeos aprueban las bases del futuro texto tras las cesiones a Polonia y a Reino Unido.- El nuevo sistema de votación de no se aplicará hasta 2017

Después de una noche de infarto, y tras importantes y sucesivas concesiones a Reino Unido y, sobre todo, a Polonia, los líderes de la UE han llegado a un acuerdo sobre los términos de la reforma de la fallida Constitución europea, según han informado fuentes comunitarias. Los mandatarios de los veintisiete países miembros han aprobado por unanimidad el mandato que darán a la Conferencia Intergubernamental que fijará el texto del nuevo Tratado.

La presidenta de turno de la UE, la canciller alemana Angela Merkel, se ha apresurado a confirmar el acuerdo alcanzado, indicando que se ha llegado a un "buen compromiso" con Polonia, principal escollo durante toda la jornada para pactar el nuevo Tratado.

El acuerdo se produce después de haber aceptado Varsovia la última propuesta para superar la crisis institucional de la UE. Merkel ofreció a la delegación polaca retrasar hasta 2017 la entrada en funcionamiento del sistema de votación por doble mayoría.

Visto bueno

El presidente polaco, Lech Kaczynski, dio su visto bueno a la propuesta tras una serie de conversaciones con los líderes de Francia, España, Luxemburgo y el Reino Unido. La iniciativa a la que Varsovia ha dado su apoyo retrasa hasta 2014 la entrada en vigor del sistema de voto por doble mayoría -55% de Estados, 65% de población-. Además, durante un periodo transitorio de tres años, se podrá volver excepcionalmente al actual sistema de voto. Así pues, Polonia, al igual que España, consigue mantener su capacidad de bloqueo hasta 2017.

La delegación polaca había rechazado la anterior propuesta alemana. Tras ello, Merkel amenazó con excluir a Polonia de una Conferencia Intergubernamental en la que los 26 otros Estados miembros de la UE decidirían la reforma de la Constitución.

Las pretensiones polacas, que según medios de comunicación de ese país constituían "la última oportunidad" de llegar a un acuerdo, pasaban por una "definición clara" del refuerzo de la capacidad de bloqueo prometida por Merkel y retrasar más allá de 2014 -hasta 2020- la entrada en vigor del sistema de doble mayoría.

Según el plan original de la canciller alemana, el nuevo sistema de toma de decisiones tenía que haber entrado en vigor en el año 2009. El primer ministro polaco, Jaroslaw Kaczynski, llegó a amenazar, en declaraciones a la televisión pública de su país, con utilizar su derecho de veto si no había cambios.

Acuerdo con Reino Unido

El contencioso con el otro socio díscolo de la Unión, Reino Unido, se superó gracias a una propuesta española para cambiar la denominación de ministro de Exteriores de la Unión contemplada en la difunta Constitución por la de Alto Representante. La iniciativa del presidente español José Luis Rodríguez Zapatero recibió el respaldo unánime de sus colegas europeos durante el almuerzo de la segunda y última jornada de reuniones en Bruselas.

El primer ministro británico, Tony Blair, dio su visto bueno a la propuesta después de arrancar el compromiso del Consejo de que el futuro súper ministro nunca sustituirá a los países europeos en la toma de decisiones en el Consejo de Seguridad, donde Reino Unido, junto a Francia, tiene asiento permanente y derecho a vetar las resoluciones.

La diplomacia británica había amenazado los últimos días con hacer naufragar la cumbre de Bruselas si no se reducían los poderes del jefe de la diplomacia comunitaria establecidos en el fracasado Tratado constitucional de 2004. Londres temía una pérdida de soberanía a favor de las instituciones comunitarias y no aceptaba la denominación de ministro, por las connotaciones que tiene este título con el de un Estado o súper Estado.