Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bush firma la ley de fondos adicionales para las guerras en Irak y Afganistán

Un acuerdo entre la Casa Blanca y el Congreso pone fin a meses de disputa.- El texto no fija la salida de las tropas de Irak

El presidente de EE UU, George W. Bush, ha firmado esta madrugada la ley de fondos adicionales para las guerras en Irak y Afganistán que, tras un acuerdo entre la Casa Blanca y el Congreso, excluye un calendario para la retirada de las tropas estadounidenses de Irak. En un breve comunicado, el portavoz presidencial, Tony Snow, ha indicado que "este viernes, 25 de mayo de 2007, el presidente firmó la ley HR 2206 de Asignaciones, Disposición de Tropas y Transparencia sobre Irak".

Bush convierte así en ley el proyecto legislativo, que asigna 120.000 millones de dólares (89.000 millones de euros) de fondos suplementarios, de los cuales cerca de 100.000 (más de 74.000 millones de euros) se destinarán a la guerra en Irak y Afganistán y el resto a la reconstrucción en los Estados afectados por el huracán Katrina en 2005 y otros objetivos.

Como había adelantado la Casa Blanca, la firma se ha producido muy poco después de que el Congreso enviara, este mismo viernes, el texto al presidente, que se encuentra en la residencia de descanso de Camp David, en Maryland. El Congreso había aprobado la ley, fruto de un acuerdo con la Casa Blanca, la madrugada del viernes.

Cuatro meses de disputas

Mediante el citado acuerdo, que permite superar un enfrentamiento que se prolongaba ya cuatro meses, la mayoría demócrata en el Congreso retiró sus exigencias para que la ley incluyera un calendario para la retirada de las tropas estadounidenses de Irak. A cambio, la Casa Blanca aceptó que se incluyeran una serie de provisiones, como el aumento del salario mínimo.

Bush había vetado el pasado 1 de mayo el proyecto de ley original, que preveía el comienzo de la retirada de las tropas estadounidenses de Irak para el 1 de octubre. La firma de la ley supone una victoria para el presidente estadounidense, que se había mantenido firme en declarar que no firmaría absolutamente ninguna ley que contuviera un calendario de retirada.

Con la aprobación de estos fondos, el Gobierno de EE UU habrá gastado más de 565.000 millones de dólares (420.000 millones de euros) en las guerras en Irak y Afganistán desde 2001, según un informe oficial del Congreso.

Tanto el líder de la mayoría demócrata en el Senado, Harry Reid, como la presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, afirman en sendos comunicados que continuarán buscando un "nuevo rumbo" en Irak. La medida "no es lo que hubiésemos preferido pero inicia el proceso de responsabilizar a este presidente y a los iraquíes" por la conducción de la guerra, destaca Reid.