Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Chávez exige disculpas a Benedicto XVI por negar la evangelización de América Latina

El Papa aseguró el domingo en Brasil que la Iglesia católica no alienó las culturas precolombinas ni impuso una "cultura extraña"

El papa Benedicto XVI debe disculparse con los indígenas de América por haber negado en su reciente visita a Brasil "el holocausto" en su contra, ha dicho hoy el presidente de Venezuela, Hugo Chávez.

"Aquí ocurrió algo mucho más grave que el holocausto en la Segunda Guerra Mundial y nadie puede negar a nosotros esa verdad (...), ni su Santidad puede venir aquí, a nuestra propia tierra, a negar el holocausto aborigen", ha dicho en una alocución nocturna reproducida obligatoriamente por las emisoras de radio y televisión venezolanas.

"Así que, como jefe de Estado, pero vestido con la humildad (...) de un campesino venezolano (...), yo le ruego a su Santidad que ofrezca disculpas a los pueblos de nuestra América", ha agregado. Benedicto XVI aseguró el domingo en Brasil que la evangelización de América "no supuso en ningún momento una alienación de las culturas precolombinas, ni fue una imposición de una cultura extraña".

El gobernante izquierdista venezolano ha revelado que estuvo "muy pendiente de todo lo que dijo" el Papa en Brasil y que tras escucharlo decir que la evangelización católica no le fue impuesta a los indígenas llamó a la ministra para los Pueblos Indígenas, Nizia Maldonado, de una de las etnias amazónicas.

Ella ya había dado una respuesta "y la felicité" por ello, y exclamó que lo dicho por el Papa "¡es algo muy difícil de compartir, muy difícil de sostener, por Dios!". De inmediato Chávez se ha preguntado si "¿será por eso que la Iglesia católica cada día pierde más creyentes?" y se ha respondido a sí mismo: "Yo creo que es por eso".

El papa Benedicto XVI "parece que vino" por primera vez a América desde que fue investido como tal, ha proseguido Chávez, "a darle más fuerza a la Iglesia católica, pero con esas declaraciones lo que hace es debilitar aún más a la Iglesia católica". "Yo le he dado vuelta por todos lados (a lo dicho por el Papa), pero la conclusión es una sola: está terriblemente equivocado su Santidad, no hay otra forma de decirlo", ha añadido.

"¡Cómo va a decir el Papa aquí, en esta tierra, donde todavía deben estar calientes los huesos de los mártires indígenas que fueron masacrados por el imperio de los imperios europeos, cómo va a decir, (porque) prácticamente dijo (...), que no hubo ninguna imposición", ha insistido.

El gobernante ha adelantado que lo llamaría al Vaticano "ahora mismo" y ha previsto que "mañana amanecerán los grandes titulares" diciendo que "Chávez arremete contra el Papa". "No me importa que digan lo que digan, yo con la verdad no ofendo ni temo (...), así que no importa que digan lo que digan dentro de un minuto las agencias noticiosas", ha remarcado.

El pasado lunes, la ministra venezolana para los Pueblos Indígenas, Nizia Maldonado, criticó la versión difundida en Brasil por el Papa y también mantuvo que "la invasión imperial trajo el genocidio más grande de América Latina".

"Me gustaría que saliese un sacerdote y diga que le da vergüenza oír que dicen que los pueblos indígenas estaban esperando la evangelización", agregó. Maldonado señaló también que el objetivo de imponer a los indígenas una religión extraña a su cultura como la cristiana, no ha cesado y citó como prueba a "los misioneros que siguen actuando en la región fronteriza" entre Venezuela y Brasil.